Redes

Nuestros equipos

Crónica: Rayo 2-0 Lugo

“La tranquilidad aterriza en VallecasRayo Lugo

firma-aacastellon

El Rayo Vallecano venció 2-0 ante el CD Lugo en el Estadio de Vallecas en la trigésimo quinta jornada de la Liga 1│2│3. El conjunto de Míchel suma seis jornadas sin perder y alcanza los 43 puntos. El gol de penalti de Javi Guerra y el de Manucho, ambos calibrados por Lass, dan tres puntos a un Rayo que respira tranquilidad.

Redebut de Íñiguez

Íñiguez en el centro de la zaga como principal novedad. Así arrancaba el Rayo Vallecano de Míchel su encuentro ante el Lugo, con un 11 que ya empieza a ser característico y conocido por los aficionados. Con el 14 a la espalda, el central volvía a ser titular 34 jornadas después: Íñiguez no jugaba un partido desde la primera jornada de Liga.

El encuentro arrancaba con mucha intensidad. Los de Vallecas apretaron desde el primer momento. De hecho, Ebert pudo abrir la lata en el primer minuto con un testarazo que se marchó por encima del travesaño.

El Rayo comenzó el partido enchufado y en busca del gol, presionando arriba a un rival que sufre sin balón. Esa parecía ser la clave del partido: aquel que dominase el cuero, dominaría el partido. Y con esa premisa los primeros minutos fueron franjirrojos, con varias ocasiones de gol de Embarba y Javi Guerra. Por contra, los lucenses trataban de sacudirse la presión local a base de jugadas trenzadas que morían en zona medular merced a la exigente presión de Trashorras y Beltrán, secundados por la pareja de centrales que ejercía más presión a la hora de rescatar el balón del rival.

Tímida reacción lucense

Poco a poco, el dominio local iba menguando mientras el Lugo se estiraba. Así, la primera ocasión visitante no llegaría hasta el minuto 26, con un disparo del ex rayista Campillo, uno de los más activos del Lugo.

Pero este Rayo de Míchel está hecho de otra pasta. Ha perdido el miedo, juega tranquilo y ha ganado en confianza. Uno de los que más está creciendo con el técnico franjirrojo es Embarba, que ante el Lugo no paró de desbordar por banda izquierda a Kravets.

Además, este Lugo no carbura con el motor a tope fuera de su estadio, y los datos dan buena fe de ello: una sola victoria en sus últimos 13 encuentros como visitante son la muestra de lo complicado que es ganar a domicilio en Segunda División.

El primer tiempo finalizaba con un Rayo acosando en el área rival, como había sucedido durante los 45 minutos. Trashorras y Fran mandando en el centro del campo, Álex Moreno llegando a línea de fondo y el equipo buscando el gol ante un Lugo que se limitó a defenderse sin apenas inquietar la portería de Gazzaniga. Muy seria la primera mitad franjirroja en la que solo faltó el gol para hacer justicia a lo visto sobre el césped.

La revolución de Lass

Comenzaba el segundo tiempo con la misma dinámica con la que moría el primero, con el Rayo Vallecano dominando, presionando y buscando el gol ante un inoperante Lugo. Embarba seguía activo, y Ebert volvía a tener la más clara nada más comenzar, con un disparo raso desde dentro del área que se marcharía rozando el palo izquierdo de la portería de Roberto.

Marcaba el crono el min 56 cuando Javi Guerra era derribado en la frontal del área. La falta era botada por Ebert, pero instantes antes Jordi corría hacia su meta para defender el disparo junto a su portero. La sorpresa con la que corrió el central fue disipada al momento, puesto que el lanzamiento de falta de Ebert iba con trayectoria de gol y era despejado en la misma línea de meta por el defensa.

Acto seguido el Rayo haría su primer cambio. Entraba Lass al terreno de juego y salía Ebert, uno de los más activos del partido. Con el cambio, Míchel buscaba desborde por banda izquierda, ante un Kravets que ya había sufrido con las cabalgadas de Embarba. Sin duda, era la baza que quería el técnico franjirrojo para la segunda mitad.

De ese modo, Lass necesito 10 minutos para revolucionar el partido. En eso, el guineano es uno de los mejores. Un disparo tras recorte a Kravets en la frontal era rechazado a córner por Roberto, y daba muestras de lo que se estaba cocinando.

Acto seguido sería Lass nuevamente el que iba a desenfrascar el partido. Un pase en profundidad de Trashorras iba ser conducido con gran velocidad por el extremo, que se encontraba en banda izquierda. La internada iba a acabar con Lass en el suelo, y el colegiado marcando el punto de penalti. El daño estaba hecho y Michel satisfecho en el banquillo por haber dado con la tecla de lo que el partido necesitaba. Javi Guerra sería el encargado de anotar su octavo gol de la temporada y poner el 1-0 en el electrónico de Vallecas.

Ventaja y tres puntos

Comenzaba un nuevo partido pero Lass seguía enchufado, y el Rayo no paraba de acosar la portería rival. El Lugo no era capaz de defenderse y veía con impotencia como los desbordes de Lass y Embarba ahogaban a un equipo completamente anulado.

El 2-0 llegaría, como no, por banda derecha con Lass desbordando nuevamente a Kravets. El centro raso del guineano era rematado por Manucho, que sumaba así su cuarto gol de la temporada. El desgaste de los dos africanos sobre el césped en el tiempo que dispusieron fue una de las notas de estos últimos minutos de partido.

Victoria clave para el Rayo Vallecano que suma 43 puntos y encadena su sexta jornada consecutiva sin perder, por primera vez en lo que va de temporada. Tres puntos que sirven para respirar oxigeno puro y dotar al conjunto de Míchel de una tranquilidad que no han tenido en ningún momento de la campaña, y que sirven para vivir con serenidad lo que resta de competición.

El próximo compromiso será el lunes 1 de mayo ante el Huesca, a falta de siete partidos para que finalice la Liga.

Comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Nuestros equipos