Redes

Nuestros equipos

Crónica: Santa Ana 1-1 Rayo B

“Un punto para seguir con la racha”

J31

firma-aacastellon

El Rayo Vallecano B logró un empate (1-1) ante el DAV Santa Ana gracias al gol de Pablo Clavería, en el partido correspondiente a la jornada 31 de Tercera División. Este resultado permite al equipo de Juanvi Peinado seguir con la racha de cuatro partidos sin perder y situarse a tres puntos del descenso. Los franjirrojos jugaron con uno menos 30 minutos tras la expulsión de Villacañas.

En busca de la cuarta

El Rayo B comenzaba el partido con la ilusión de sumar su cuarta victoria consecutiva, y alejarse de los puestos de descenso de manera definitiva. En frente tenía un rival que le distanciaba un solo punto, un Santa Ana que basa su poder en lo compacto de su bloque.

Con Pablo Clavería un poco más adelantado en la medular, secundado por el doble pivote formado por Kike y el incombustible Jean Jules, el conjunto de Juanvi Peinado quería dominar el juego entre líneas, para ahogar la salida de balón de un rival que no se sintió cómodo durante el partido.

De este modo, la primera mitad transcurrió con bastante igualdad entre ambos equipos, con un fútbol lento y pesado, que propiciaba algún que otro bostezo en la grada de Santa Ana. Unos primeros minutos en los que se vio a un Rayo activo, en busca de la portería defendida por Álex Caballero. Los de Juanvi tenían el control, pero las contras locales rondaban la meta de Lucho, que nada pudo hacer ante el disparo de Álvaro, que puso el 1-0 en el marcador cuando el crono marcaba el minuto 11 de partido.

Tocaba reinventarse, sacar la casta franjirroja e ir a por un partido que se trabó más de la cuenta para los pupilos de Juanvi, que luchaban contra un sólido equipo bien posicionado que se limitó a defender la ventaja que tenían en el marcador y no volvió a crear peligro a Lucho. El Rayo estaba mejor sobre el césped, un terreno de juego pesado que dificultó el juego de transición del filial rayista, el fútbol rápido que ya ha deslumbrado esta temporada.

Villacañas vería la cartulina amarilla en el minuto 34 por una inocente falta en la medular. El tiempo avanzaba y el Santa Ana dormía el partido, y el poco fútbol fue la nota dominante en lo que restaba de primera mitad.

Recomposión del esquema

Tras el descanso, el Rayo Vallecano movió ficha en busca de algo más de profundidad. De este modo, Kike salía del campo y dejaba su lugar a Ontiveros, muy activo en los 45 minutos que jugó. Con este cambio, Clavería dejaba su posición al recién incorporado y retrasaba su colocación para jugar junto a Jean Jules.

Juanvi buscaba velocidad, darle más dinamismo al juego. El cambio de esquema no tardó en dar sus frutos, ya que tres minutos después Pablo Clavería ponía las tablas en el marcador. Un remate de Villacañas con potencia era despejado por el guardameta local con apuros, y allí apareció el más listo de la clase, el capitán Clavería para perforar las redes y poner el 1-1 en el marcador.

El equipo tenía toda la segunda mitad para la remontada, para buscar esa cuarta victoria consecutiva y alejarse definitivamente del descenso. Pero el guión del partido no estaba escrito con ese empeño, y seis minutos después del empate Villacañas vería la segunda cartulina amarilla por una simple falta en la disputa del balón en el centro del campo. Una jugada sin peligro aparente que fue bastante protestada por el técnico visitante, que no comprendía la severidad del colegiado.

El filial tendría que jugar más de 30 minutos con un jugador menos, y el Santa Ana vio que era el momento de ir a por el partido. Así se vieron los mejores momentos locales, con algo más de posesión y peligro sobre la meta de Lucho, que dicho sea de paso, apenas intervino en el juego.

Pero este Rayo tiene madera, sabe leer los partidos, y poco a poco fue templando el encuentro, consiguió deshacerse de la presión del cuadro amarillo y tuvo la determinación de darle la vuelta al empuje local e ir a por el partido. El filial lo intentó, buscando la profundidad de Ontiveros y Zarco, que entró al césped sustituyendo a Raúl Hernandez y tuvieron en sus botas la velocidad para desconcertar a la segura defensa local, pero sin llegar a tener claras ocasiones de gol. Quien sí la tuvo fue Ontiveros cuando agonizaba el encuentro, en un cabezazo tras saque de esquina que la defensa local despeja bajo palos.

No habría tiempo para más. El Rayo B sumaría así un punto que le sirve para seguir con la dinámica positiva y acumula cuatro jornadas sin perder. El próximo partido será en Vallecas ante el CD Móstoles URJC, líder de la categoría.

Comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Nuestros equipos