Redes

OPINIÓN

Motivos para creer… en la salvación

Cada jornada que pasa queda menos para esta Liga, y más pronto que tarde, comenzaremos a hacer cuentas para la salvación, es decir, conseguir los 42-44 puntos de cada año. Pero… ¿cuáles son los partidos más asequibles para ganar en esta segunda vuelta? ¿Ante qué equipo grande podemos sacar algo positivo? ¿En qué tramo del calendario se puede encadenar tres o cuatro victorias consecutivas? Seguramente si todos nos ponemos a hacer esas cuentas elegiríamos partidos diferentes según las sensaciones que cada uno tengamos sobre los rivales.

Pero quizá estas cuentas sean más fáciles. Quedan 18 partidos por disputarse, DIEZ de ellos en casa y ocho a domicilio. Es decir, 30 puntos se juegan en el estadio de Vallecas ¿Quién no firmaría lograr esos 30 puntos y sumar 46 en la clasificación? Significaría la salvación del Rayo en Primera. Tenemos pues, claro, que la permanencia pasa por Vallecas.

Los dos grandes (Real Madrid y Barcelona) ya han pasado por la casa franjirroja, algo positvo para poder conseguirlo. Exactamente los rivales para lograr tal gesta son: Atlético de Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Almería, Osasuna, Celta, Betis, Athletic y Getafe. Si lo analizamos, vemos un primer tramo con equipos potentes, un segundo tramo con rivales directos por la permanencia y un final con la llegada de Athletic y el derbi ante el Getafe.

Visto así, parece muy complicado… Pero hubo un año que el Rayo lo logró. La primera temporada del Rayo en Primera, en la 77-78, Vallecas fue la clave para que al equipo entrenado por Héctor Nuñez le apodaran  “EL  MATAGIGANTES”. Una primera vuelta casi perfecta en casa: 8 triunfos y un empate. Solo 2 puntos volaron del estadio de Vallecas. Quien pudo vivir aquellos años habla de la magia de esos partidos en el estadio vallecano.

¿O por qué irnos tan lejos? Cerca de repetirlo, y mejor ejemplo, es el Rayo de la temporada 01-02 con Gregorio Manzano al frente. Se terminó la primera vuelta con 16 puntos, los mismos que este año, y con muy malas sensaciones. Pero el conjunto rayista terminó la Liga con 49 puntos y en 11º posición. 23 de esos 33 puntos fueron obtenidos en casa. 7 victorias, dos empates y una derrota. Es decir, solo 7 puntos se dejaron escapar. Y para el recuerdo aún quedan, entre otras cosas, las cinco victorias consecutivas en el tramo final de la temporada que aún ningún equipo ni superar ni igualar.

Así pues, tenemos antecedentes para creer en la salvación. Y todos esos motivos para creer nos llevan a un lugar: Vallecas. Hay que hacer un esfuerzo y todos tenemos que hacer de él un estadio inexpugnable, ya que ahí pasa que el Rayo Vallecano sigue una temporada más en Primera.

Más en OPINIÓN