Redes

Nuestros equipos

¿Qué más tienes que hacer pistolero?

firma-jorgemoran
Últimamente no paran de salir informaciones sobre posibles salidas de varias jugadoras del Rayo Femenino en busca de un lugar en el que tengan un mejor trato. Pero el Rayo Femenino no es el único equipo rayista que puede tener bajas importantes en su equipo.

Pendientes del Rayo B

Tras la finalizar la temporada para el filial, varios jugadores del Rayo Vallecano B están pendientes de su futuro ya que terminan contrato este verano y nadie se había puesto en contacto con ellos para una posible renovación.

Uno de estos jugadores es Pablo Clavería, emblema de la cantera del club y futuro emblema del primer equipo, si le dejan. Y dijo si le dejan porque Pablo Clavería quiere triunfar en Vallecas. En la entrevista que pudimos hacerle en el “Rayo al milímetro” ya nos comentó que su sueño a día de hoy sería poder jugar con el Rayo en primera.

La grandeza de Pablo además reside en que no es jugador de boquilla, sino que todos los partidos que se enfunda la elástica rayista da la vida por ella. Pero Clavería no es solo un jugador trabajador, sino que además es eficiente. Si nos ponemos a recordar la temporada del doblete, Pablo fue uno de los máximos goleadores del equipo, consiguiendo tantos importantes como el 3-1 al Celta de Vigo en semifinales de Copa del Rey o el que le dio la victoria frente al Málaga en ¼ de Copa de Campeones. Además ese año ya disputó varios encuentros con el Rayo Vallecano B junto a su compañero Juancho, aunque este filial no logró mantener la categoría en Segunda B.

Al siguiente año, siendo su primer año como jugador con ficha del filial, logró convertirse en el máximo goleador del equipo. Nadie sabe como lo hace, pero siempre está en el momento adecuado. Este año no se ha quedado corto y ha logrado otros nueve tantos, convirtiéndose en el segundo máximo goleador del filial.

Pero Pablo Clavería no es solo un jugador de cantera. Debutó con el primer equipo en Mestalla en Copa del Rey de la mano de Paco Jémez. Pero ha sido este año, a las órdenes de Sandoval, cuando ha logrado debutar como titular con el Rayo en Copa ante el Almería. A la siguiente semana volvió a repetir titularidad contra el Mallorca, debutando en Vallecas. Sandoval tras este partido comentó que el jugador se había colocado ahí por méritos propios, y a ver ahora quién le quitaba. Con la llegada de Baraja las opciones de continuar con el primer equipo disminuyeron, pero ha sido con Míchel cuando ha vuelto a tener ese aire de esperanza.

Con todo esto solo me queda preguntar: ¿qué más tienes que hacer pistolero?

Comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Nuestros equipos