Redes

Entrevistas

Borja Gómez: “Me hubiera encantado estar 10 años en el Rayo”

Borja Gómez estuvo apenas unos meses en el Rayo Vallecano. El central llegó procedente el próximo rival liguero del Rayo (el Alcorcón) en la temporada 2010-2011 y en febrero de esta misma campaña abandonó el club para marcharse al Karpaty ucraniano. El futbolista, actualmente en el Logroñés, analiza su paso por Vallecas y el duelo del próximo domingo.

Entrevista a Borja Gómez:

P: ¿Cómo ves el duelo del domingo entre dos de tus ex?

Veo al Rayo Vallecano muy bien. Viendo que la Segunda es una competición difícil que no te puedes confiar. Pero el trabajo de Míchel creo que está siendo muy bueno, está uniendo gente con mucha hambre y de la cantera con gente experta como Trejo o Chori. Para mí favorito es el Rayo. Este año apuesto bastante por el Rayo y ojalá, por la gente que hay en el club, suba a Primera División.

P: ¿Cuáles fueron los motivos de tu marcha?

“Los motivos fueron deportivos y económicos. Cuando llegué el entrenador (Sandoval) me dijo que iba a ser importante, porque teníamos una oferta del Madrid y decidí quedarme con el Rayo. Y las primeras ocho jornadas no me convoca. Solo jugué un partido de Copa. Además no hablaba conmigo. No había comunicación. Además yo era muy joven, más impulsivo. Luego jugué con la lesión de Amaya; pero luego el tema económico también fue importante. El Rayo estaba en su peor crisis y me tocó a mí. Si te digo la verdad no disponía de dinero para aguantar viviendo hasta junio, que no dijeron que era cuando íbamos a cobrar. Me surgió la oportunidad y al final tomé la decisión de marcharme. El club cogió dinero que pudo pagar a futbolistas. Al final salió ganando el Rayo y yo vivir una experiencia inolvidable.

P: ¿Te has arrepentido en algún momento de esa decisión?

En el fútbol no te puedes arrepentir de nada. Para mí fue un sueño cumplido jugar en Vallecas. Vivo a tres minutos del campo andando. Pero el fútbol no es una película perfecta. Me hubiera encantado estar ahora jugando en el Rayo y haber estado 10 años en Vallecas. Estar cómodo con mi familia y que mis padres pudiesen ir a verme. El fútbol es complicado y se debe tomar decisiones. Yo tomé esa y no me arrepiento.

P: ¿Qué recuerdo tienes del Rayo? ¿Con qué te quedas de tu etapa en Vallecas?

Me quedo con todos los desplazamientos. Todo el apoyo que recibíamos por parte de la afición. Ese años nos llevaron en volandas. Cada día en Vallecas era una fiesta. Creo que solo perdimos 2 partidos. Casi de récord. La simbiosis entre afición y equipo era espectacular. Recuerdo un desplazamiento a Jerez, que está lejísimos un domingo a las 12. Ganamos en el minuto 92 con toda la gente. También el desplazamiento a Vigo. Muchos desplazamientos largos que había gente del Rayo.

Comentar

Más en Entrevistas