Redes

Noticias Social

Cómo instalar tu propio gimnasio en la terraza

Dieta saludable y ejercicio regular. Es la combinación idónea para un estado de forma perfecto. Con un gimnasio en la terraza puedes conseguir tus objetivos físicos y de salud, en un entorno ideal para tu entrenamiento.

Montar un gimnasio en casa

Montar un gimnasio en la terraza necesita 3 cosas:

  • Una terraza.
  • Accesorios de entrenamiento.
  • Voluntad personal.

Si tienes una terraza, ya tienes el 33,3% del trabajo hecho. Solo necesitarás habilitarlo bien para tu entrenamiento. Más adelante te explicamos la mejor forma de hacerlo.

La voluntad personal es imprescindible. Solo tu compromiso hará que el gimnasio en la terraza de tu casa sirva para alcanzar tus objetivos.

Sobre los accesorios de entrenamiento, todo depende de tus gustos y de cómo quieras mejorar físicamente.

Estos son algunos de los accesorios que puedes incluir en tu terraza, para tener un gimnasio completo:

  • Accesorios de flexibilidad: Esterilla, pelotas y steps pueden ayudarte a hacer desde Yoga hasta sesiones aeróbicas a tu ritmo.
  • Bicicletas: Elípticas, estáticas, de spinning. Elige tu estilo de “ciclo indoor” preferido ¡y comienza a quemar calorías!
  • Pesas: Aquí depende de tu propósito con el gimnasio. Tienes en el mercado desde pequeñas mancuernas para mejorar tu flexibilidad hasta bancos de fitness en los que darlo todo con tu press banca.
  • Bandas elásticas: Ideales para flexibilidad y articulaciones. Son un complemento imprescindible en casi todos los entrenamientos.

Elegir el mejor lugar para un gimnasio en casa

Hablamos de un gimnasio en la terraza, pero también puedes escoger el balcón, un porche o incluso el jardín.

Lo importante es que cumpla una serie de condiciones, para que realmente hacer deporte en ellas sea efectivo.

En primer lugar, te recomendamos que sean estancias que inicialmente están en el exterior de la vivienda como una terraza.

El objetivo es que puedas desconectar mentalmente del resto de la casa, para que el esfuerzo físico que tienes que hacer lo consideres como si estuvieras en un gimnasio real. Esa desconexión mental, mejorará tu concentración y te ayudará a alcanzar nuevas marcas.

Las terrazas y balcones tienen una ventaja adicional respecto al resto de estancias de la casa. No suelen tener muchos obstáculos y los que hay son fáciles de retirar.

No es lo mismo intentar entrenar en un comedor, donde hay mesas, sillas, televisiones, etc. que hacerlo en una terraza, donde quizás haya muebles de exterior, que se podrán quitar sin problema y puede que hasta sean plegables.

Un gimnasio en casa requiere espacio, aunque sea en unos pocos metros cuadrados. Gracias a ello, también podrás adaptar mejor tus ejercicios y conseguirás unos resultados más eficaces.

Cerrar la terraza con cristal, tu gimnasio con vistas

De igual forma que querrías ir al gimnasio todo el año, la terraza debe estar habilitada para poder entrenar en ella en cualquier momento.

La mejor solución es cerrar la terraza con cristal. Las cortinas de cristal de Kauma son la opción idónea para poder aprovechar todas sus ventajas.

La primera de ellas, el aislamiento. Con las cortinas de cristal cierras toda la terraza o balcón y puedes mantener el ambiente interior que desees.

Además, disfrutas de las vistas. Las cortinas de cristal son completamente transparentes, así que si tienes un entorno agradable, no querrás entrenar en ninguna otra parte.

A nivel práctico, estos sistemas son perfectos. Las cortinas de cristal pueden abrirse en unas posiciones intermedias en las que se facilite la ventilación de la estancia. Es algo muy importante si vas a comenzar a entrenar en casa.

Los gimnasios tienen imponentes sistemas de ventilación. Con las cortinas de cristal, no echarás nada en falta. Disfrutarás de una climatización óptima durante el entrenamiento y podrás ventilar después del ejercicio, incluso sin tener que abrir totalmente la terraza si no quieres.

Ad
Comentar
Advertisement

PARTIDOS

FechapartidoHoraResultados
Advertisement

Más en Noticias Social