Redes

Afición Rayo

Crónica de un día para sacarse el abono: otro ridículo más

En el día de hoy, muchos aficionados rayistas esperaban hacerse con su nuevo abono del Rayo Vallecano para la temporada 2022-2023. Tras la ilusión generada por el equipo en estos dos primeros partidos y la venta de nuevos abonos tras una temporada sin ellos. La afición comenzó a hacer cola en el Estadio de Vallecas la última noche.

A primera hora de la mañana, la cola de aficionados daba la vuelta al Estadio, la ilusión era máxima. Niños, padres y abuelos llegaban para recoger su nuevo abono. Sin embargo, esa ilusión se transformó en frustración según ha ido pasando el día.

La cola iba muy lenta y apenas avanzaba según pasaba el tiempo. El calor apretaba en Vallecas y la gente comenzaba a desesperarse. El club abrió tres taquillas para la venta de abonos y en la calle esperaban más de 2000 personas.

El grado de frustración iba creciendo, y según nos cuentan los aficionados presentes en el Estadio, los taquilleros se marcharon a comer y cerraron su puesto durante un tiempo a mediodía. La afición se quedaba en la calle y debía hacer turnos para irse a comer. El club había avanzado que las taquillas iban a permanecer abiertas durante toda la jornada, de 10h a 21h, y de hecho se estuvo atendiendo a los aficionados hasta más de las 22h.

A las 19 horas, comenzaba la desesperación de los aficionados franjirrojos, ya que una persona que estaba en las taquillas comunicó que los aficionados que no entrasen en la zona del Estadio y superasen la valla a las 19.30h no iban a poder conseguir su abono hoy.

La afición se alteraba, pero sin realizar ningún altercado. Sin embargo, a las 19:30 horas aparecieron seis furgones de antidisturbios para evitar posibles altercados y sacar a la gente del Estadio. Los aficionados franjirrojos abandonaban la entrada a las taquillas a las 19.30 horas y la gente comenzaba a hacer una nueva cola en sentido hacia la calle Arroyo del Olivar. La policía comunicaba que ya no se iban a vender más abonos y que los hinchas del Rayo Vallecano deberían pasar la noche allí mismo si no querían perder su puesto en la cola.

Se trata de otro ridículo más. Este trato a la afición no es el adecuado y deja mucho que desear. Esto no ha terminado y veremos que sucede mañana. Cuerpo técnico y jugadores han formado una gran familia que ha unido e ilusionado a la afición.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Afición Rayo