Redes

El tercer tiempo

La incombustible marea franjirroja

EL TERCER TIEMPO


Viajar a Barcelona en autobús, pasar la noche embuchado en un asiento sin apenas dormir, con dolor de cuello y cerca de nueve horas de viaje no debe ser muy sano. Pero como dice aquel, “sarna con gusto no pica”. Y no debió picar a las cerca de 700 almas del Rayo Vallecano que viajaron al Miniestadi para apoyar a su equipo y escribir un nuevo capítulo de la marea franjirroja.

Marea franjirroja

Porque cuando se hace con ilusión y con ganas, poco importa el tiempo invertido. Porque viajar para ver a tu equipo, no importa cuán lejos esté el destino, es algo difícil de explicar que solo aquellos que lo sienten y lo han vivido son capaces de entender. Barcelona está a 600 kilómetros de Madrid, y hay muchos modos de recorrer la distancia Madrid-Barcelona, como las dos horas y media que tarda el AVE. Hacerlo en bus es de mucho mérito, y allí nos subimos para sentir en primera persona cómo es un viaje con la marea franjirroja. Un periplo lleno de anécdotas, como el pinchazo que sufrió uno de los buses que obligó a retrasar la salida de parte de la expedición franjirroja de vuelta a Vallecas.

En cuanto al partido, pudimos ver de nuevo a Alberto García salvar los muebles. Gran noticia, sobre todo después del desliz que tuvo la semana anterior ante el Zaragoza. Su papel va a ser clave en lo que resta de campaña. Pero por encima de todos, hay dos nombres que deslumbraron ante los jóvenes pupilos de La Masía: el killer RdT y la pantera de Vallecas Bebé.

Raúl de Tomás ha escrito su nombre con letras de oro en la Historia del Rayo Vallecano. Sus dos goles en Barcelona le convierten en el máximo goleador histórico en una temporada franjirroja, y ojo que aun le quedan seis jornadas para dejar la cifra en algo inalcanzable. Por otro lado, la potencia descomunal del Bebé, la pantera de Vallecas. Celebró el gol emulando al personaje de la película de Marvel, Black Panther, y no encuentro mejor calificativo para un futbolista que es capaz de revolucionar un partido. Ante el Barça B fue titular y creo que el lateral blaugrana todavía está soñando con él, le sigue buscando. Vaya rotos que le hizo.

En fin, amigos, quedan seis jornadas para seguir soñando. El sueño está cada vez más cerca. Preparen el confeti que este 2018 está cargado de éxito para el Rayo Vallecano.

Ad

Suscríbete a nuestra newsletter

Comentar
Advertisement
Advertisement

Más en El tercer tiempo