Redes

El tercer tiempo

No es momentos de dudas

Fichajes Rayo Vallecano

EL TERCER TIEMPO


No se me alteren. Mantengan la calma, que este Rayo Vallecano ha demostrado con creces ser uno de los mejores equipos de la categoría. Es verdad que un tropiezo, un desliz lo tiene cualquiera. No es momento de dudas pese a la derrota ante el Córdoba. Solo quedan tres jornadas y el equipo sigue en lo más alto.

Que sí, joder, que vamos a ascender

El conjunto franjirrojo estaba gestando una temporada inmaculada, prácticamente perfecta. Una sola derrota en los últimos 17 partidos de Liga, y cuatro meses sin perder en Vallecas, daban muestras de la solvencia del equipo de Míchel. Aferrémonos a eso. A los datos, y no ensombrezcamos la trayectoria del equipo con un mal día. Porque lo fue. El choque ante el Córdoba de Sandoval fue un mal partido del Rayo. Y punto. Ahora bien, ¿esto nos sirve para sacar conclusiones negativas? Probablemente.

Lo más destacado, que no se puede relajar el equipo, que hay que seguir luchando, que el objetivo todavía no está hecho, y que no se van a ganar los partidos por el simple hecho de que el equipo va líder. No. Quizás fue un accidente, pero no se puede volver a repetir y hay que dejar el ascenso certificado lo antes posible para que no lleguen los miedos.

Por lo tanto, no es momento de dudas. Hay que seguir confiando en un equipo que está rindiendo como el mejor de la categoría. No estuvieron finos ante el Córdoba y probablemente pesó mucho el exceso de confianza. Con el 1-0 al descanso, se veían en Primera División, bajaron la velocidad, dejaron de pisar el acelerador y claro, los de Sandoval, que se jugaban la vida, nos pasaron por encima. Lo único positivo que saco de esto es la mentalidad que tiene que desarrollar el equipo en el próximo partido ante el Alcorcón. Ahí no tiene que volver a pasar. El derbi madrileño debe marcar el camino del retorno al Olimpo, a la élite. No tienen que surgir las dudas, debe ser el mismo equipo que nos ha hecho soñar durante la temporada. Sueñen despiertos y no tengan dudas.

Comentar

Más en El tercer tiempo