Redes

Primer equipo

El Pase Corto: Ponferradina 3-0 Rayo Vallecano

 DE OTRO PARTIDO

Isi, acompañado de fantasmas.

Baño de humildad para un Rayo Vallecano que fue un equipo lleno de dudas y que sacó el pie del acelerador para ponerlo donde siempre estuvo: en el pedal de la incertidumbre y del sufrimiento. Bienvenidos a la realidad de un equipo que había empezado muy bien, que parecía otro y que hoy ha sido el de siempre o incluso peor: jugó un primer tiempo horrible, sin delantera, con un mediocampo nulo y una defensa generosa en regalos (malas marcas, faltas fáciles y poca intensidad). Isi fue un llanero solitario -demasiado solitario- junto a gente perdida, que casi ni tocó el balón en el primer tiempo. El Rayo se dejó dominar por un equipo que no es gran cosa, pero es que el Rayo no estuvo y ni se lo esperó.

EL REMAKE

No hubo líderes por sectores.

Excepto Isi, nadie se mostró. Comesaña estuvo muy lento y Valentín, ausente. Andrés ya parece un capricho malo de Jémez (es el nueve e Iraola lo pone a lanzar todas las faltas y los saques de esquina). Advíncula no fue ni siquiera su característica de la que vive: rapidez; tuvo casi la lentitud de Comesaña. Trejo no lideró ni siquiera su juego, Fran García fue un obrero ausente e Iraola, hoy, se pareció un poco a Paco. Tantas sorpresas malas hacen que el partido invisible – y ya acostumbrado- de Álvaro García, haya pasado tan desapercibido como él.

LO QUE SE LLEVA EL OJO

Lágrimas.

El ojo se lleva la pena de haber terminado con una racha ilusionante, corta pero esperanzadora. El agua del baño de humildad se mezcla con lágrimas, por ahora más de impotencia y de rabia que de tristeza. De momento, las de alegría están suspendidas.

EL DIVÁN ONLINE

Advíncula, Comesaña, Andrés y Valentín.

 Iraola se salva por poco, ya que experimentó con la alineación, se equivocó y rectificó demasiado tarde. La Ponferradina tuvo el dominio incluso cuando no ganaba en posesión, porque el Rayo fue un gran despropósito: Advíncula no supo trasladar la pelota, cometió muchas faltas; y Comesaña, si ya es lento, pretende ser chupón y llega tarde a las marcas ganándose amarillas absurdas, mal vamos. Arriba, Andrés fue un falso nueve y un falso todo: pase al portero en cada falta y en cada saque de esquina. ¿Valentín? Lo nombramos más aquí que en el partido. Su juego -o su no juego- siempre pidió el cambio e Iraola no lo escuchó. Tuvo también problemas de visión Andoni: hoy, para leer el partido, olvidó llevar las gafas.

EN DEFENSA DE…

Nadie.

Morro pudo hacer más en el primer gol, sí. La defensa pudo hacer más en todos (incluso evitando alguna falta).

El Rayo fue dominado, vapuleado, y el partido abre interrogantes que, esperemos, el mister y el equipo sepan contestar. Queda mucha Liga, casi toda, de acuerdo. Pero jugar así no se puede repetir ni en pretemporada.

EL MINUTO DE SILENCIO

Siempre en nuestro recuerdo.

Descanse en paz Ignacio Bordons, mítico jugador rayista. Un abrazo afectuoso a familiares, amigos y a toda la afición.

Ad
1 Comment
Advertisement

PARTIDOS

FechapartidoHoraResultados
Advertisement

Más en Primer equipo