Redes

Primer equipo

Mereció la pena

Que tu equipo sea goleado en casa el día en que al fin puedes acudir al templo no suele ser plato de gusto pero a veces lo importante es participar.

Los que han estado allí, en ese estadio pequeño, vetusto, con tantas cosas aún que arreglar, empezando por el palco saben que desde hace unos años el que no anima es porque no quiere, y si no quieres tienes un problema.

De nuevo la generosidad del capi de Unión Rayo me permitió acudir a Vallecas, lugar donde deberían tener carteles impidiendo mi presencia. La racha tras cuatro temporadas relatando las peripecias de la franja es cuánto menos cuestionable, cuatro partidos en Vallecas, cuatro derrotas, todas ellas sonrojantes en lo futbolístico e inolvidables en lo personal.

El Rayo cayó goleado por el Levante con estrépito y merecimiento, pero daba igual, tocaba celebrar que estábamos juntos, sanos y felices por los momentos pasados y agradecidos por el compromiso del entrenador y la plantilla con la afición, especialmente con quienes muestran el espíritu irreverente, inagotable e inasequible al invasor y solidario, generoso y luchador en favor de un barrio y sus valores sin la impostura del postureo y con la verdad de quién se mete en todos los charcos de la solidaridad.

El partido,por llamarlo de alguna manera tuvo de todo. Aciertos como el tremendo pase cruzado de Bebé que Alvarito mejoró convirtiéndolo en gol y errores como la ópera bufa que fueron zaga y arquero locales,con casi error y gol en contra por cabeza para centrales,laterales y arquero.

El choque fue tan raro que el gol de la noche no subió al marcador. Un contraataque granota iniciado en un penalti a Bebé terminó con José Luis Morales (no puede haber naming más working-class) driblando a Luca Zidane como si fuera Romario, Ronaldo, Ronaldinho y Neymar juntos,rayando en la humillación y anotando a puerta vacía. Era el 1-4 tras los goles de Melero y Roger que junto con el citado serían refuerzos brutales para los de Iraola de cara a la próxima campaña pero la revisión del VAR nos privó del tanto y nos indujo a una leve esperanza.

Sergi Guardiola, anotó,profesional el penal y el Rayo quiso empatar pero Luca dio la de arena y provocó con su error en la salida el gol de Coke, capitán de tiempos duros en el Rayo y de esplendorosos en el Sevilla,que fue a Alemania como triunfador y no con una maleta de cartón como las de los primeros pobladores de nuestro barrio,al que representó con orgullo en el que fue nuestro Rayo-Liverpool nada menos que con dos goles en la jeta de Klopp.

El bueno de Andújar recibió la ovación de la noche tras su último gol en primera y una de las de la temporada a su salida de la cancha donde las emociones se pusieron a flor de piel. A quien no se le puso la carne de gallina es que no tiene sangre en las venas.

Luego llegó el final, el momento en el que Carlos, ayer mi anfitrión me llevó al corazón de ese fondo al que tantos juzgan sin conocer y el que sentí la conexión entre grada y jugadores, la emoción de todo el estadio, inamovible hasta que los jugadores se retiraron un rato más tarde y aquella sensación de haber estado allí toda la vida, ser uno más, ni más ni menos y recuperé esa ilusión que no podré cumplir de ir a menudo si no siempre al campo, de divertirme sea cual sea el resultado y de estar con los míos, los que vengan de donde vengan tienen algo en común, el amor más que por unos colores por un barrio.

El partido terminó 2-4 y el Rayo, capicúa con 42 puntos, pero nada eclipsa esa primera vuelta imperial, ese Santa Inés que hizo naufragar tantos Bribones y que defendió con orgullo esa República mal tratada (separado o junto, da igual) que es Vallecas.

Ver partidos por la tele es muy cómodo pero verlos oliendo el césped de Vallecas es otro nivel (salvo por los pobrecicos míos que tienen su asiento justo detrás de la cúpula de los banquillos,ya te vale Raúl).

Sólo queda descansar hasta volver a ilusionarse, dar gracias de corazón a quien lee estas líneas semana a semana, a quien le gusta,a quien crítica desde el respeto, a quien anima y a quien quiere desanimar porque da más fuerza para seguir.

Volveremos deseo la próxima temporada. Dicen que no hay quinta mala por lo espero romper la mala racha.

Pasen buen verano e intenten disfrutar que siempre hay un roto para un descosido, que se lo digan a Florentino.

Hasta la próxima.

PD: Acudan y participen,pasen y vean la Carrera del Rayismo, lo pasarán bien.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo