Redes

Afición Rayo

Mi bandera, la franjirroja


OPINIÓN


firma-javi-web
El Rayo ha perdido en Huesca. Pero no sé si te dió la sensación a ti también que poco importaba. Dolió, pero no importó como otras veces. Ayer el país estaba centrado en un tema político en el que te intentan obligar a tomar parte. Elegir que bandera apoyas, sin que nadie entienda que quizá puedes apoyar a las dos.

No quiero entrar en política. Ni me gusta mezclar deporte y política. No pretendo eso. Solo deseo una cosa: que mi país sepa escuchar y comprender a sus ciudadanos como yo entiendo a los aficionados de un mismo equipo de fútbol. Y en general de cualquier deporte. La bandera del Rayo y de cualquier equipo engloba a cualquier ciudadano. Con cualquier creencia política, religión, cultura, orientación sexual, etc..

Conozco muchos cientos de hinchas rayistas que se hicieron del Rayo. Que eligieron la bandera que querían representar y apoyar. A los que solo les importa pasarlo bien y ver a su equipo cada fin de semana. Divertirse, animar y estar con su gente. Cada uno elige como hacerlo cada domingo y todos lo respetan.

En cambio no me gustan las fronteras, no me gustan las banderas patrióticas dónde hay gente que es capaz de matar por ella. Y si en el fútbol alguien existe así, no cabe en el mundo del deporte. Por eso creo que mezclar deporte y política es un error. El mejor ejemplo el Barcelona y Las Palmas esta semana ¿Cuántos aficionados tendrá el Barcelona que se sientan españoles? ¿O cuántos aficionados de Las Palmas consideran que Cataluña debe elegir su destino? Sin duda no representaron a muchos de ellos.

Los valores del fútbol y el deporte son los míos. Aunque cada vez más lejos, sobre todo tras este fútbol moderno que le aleja del aficionado. Cuando te pones tu camiseta, coges tu bufanda o te pones tu bandera; lo haces con orgullo. Sabiendo que hoy eres del Rayo, pero que mañana puedes desenamorarte. Y tú elegirás si te vas con otro (equipo), o te cambias o te olvidas de todo. Porque en el deporte tú tienes la capacidad de elegir tu forma de vivir. Y yo hoy lo tengo claro: la franjirroja.

PD: Alguno tirará lo de Zozulya y el Rayo. Pero no, el nazismo no es política. Es un delito.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Afición Rayo