Redes

Primer equipo

Ni tanto ni tan calvo

EL TERCER TIEMPO


Hace dos semanas, os leía y tenía la sensación de que éramos el Bayern de Munich. Que la salvación estaba mascada, que el Rayo Vallecano era imbatible, que con 13 puntos de 15 posibles el equipo calibraba, que la defensa de cinco ha funcionado [“¿ves Míchel?“, decíamos]. Pero ahora, después de naufragar en Cornellà, leo todo tipo de relatos y parece que el Rayo está ya en Segunda División, da igual lo que pase de aquí a final de temporada.

Objetividad y tranquilidad

Ni hace unas semanas era el mejor Rayo de la Historia, ni ahora el equipo está completamente hundido. Qué facilidad tenemos para no mirar más allá, para quedarnos con lo superficial, para no ahondar y explorar y simplemente dejarnos llevar por las efímeras sensaciones del momento. Al final de la temporada, el equipo se quedará en Primera o bajará a Segunda, no lo sé, pero seamos algo más cuerdos a la hora de analizar la situación.

Os compro la moto de que el Rayo Vallecano hizo una pésima segunda mitad en Cornellà. De hecho, yo que estaba en la grada, no daba crédito a que el equipo fuese ganando 0-1. Viendo cómo volaba Dimitrievski y lo que fallaba el Espanyol, veía, al igual que todos vosotros, que los pericos iban a dar la vuelta al marcador. Quizás, lo que de verdad dolió, fue la forma en la que se consumó la derrota. Ese golazo de Darder en el último suspiro, …, otra vez, de nuevo, en el último suspiro.

Es verdad que la defensa del Rayo es frágil, que ni siquiera la defensa de cinco ha podido paliar la debilidad por arriba y a balón parado. Pero la sensación que tengo tras el choque en Cornellà es de ansiedad; o debilidad mental. Cuando vas ganando a domicilio, tienes que tirar de aplomo, de dar pausa al partido, pero tengo la impresión de que los minutos se le hacen muy largos a este Rayo, que el tiempo no pasa, que la presión aumenta en su cabeza y al final, claro esta, pasa lo que pasa.

Sea como fuere, mantengamos la calma. Decidme. Si el Rayo gana al Atlético y sale del descenso, otra vez escucharemos la cantinela de que “vaya pedazo de equipo tenemos”, “nos salvamos seguro”; pero si ganan los colchoneros, no me cabe duda de que más de uno va a enterrarnos en la Segunda División. Honestamente pienso que ni una cosa ni la otra. Que pase lo que pase, el equipo está vivo, no está todo dicho ni escrito, y hay que mantener la calma. Todavía queda muchos capítulos de esta Liga por escribir. Confiemos en este Rayo.

Comentar
Advertisement

PARTIDOS

FechapartidoHoraResultados
Advertisement

Más en Primer equipo