Redes

OPINIÓN

Un calendario con doble filo

Al Rayo Vallecano le quedan diez partidos para lograr su permanencia el próximo año en Primera División. La dinámica no es buena y los duelos pendientes se pueden mirar con optimismo pero también hay que hacerlo con precaución. El calendario que tiene Iraola por delante para conseguir la permanencia es un arma de doble filo.

El parón sin duda servirá de ayuda antes de afrontar el último tramo del curso. El primer rival es la visita al campo de Granada, equipo que busca huir de esa zona baja de la tabla. Llegan con la moral alta después de conseguir su primera victoria del 2022 frente al Alavés.

Al igual que el Granada, varios son los equipos que se la juegan y se tienen que enfrentar al Rayo. Eso complica la misión de los de Iraola pero no la hace imposible. Después de la visita a Granada en Vallecas se recibirá a un Valencia que marcha con sensaciones positivas y que aspira con luchar los puestos europeos.

La visita del Valencia será una especie de despedida de Vallecas. Entre ese partido y el siguiente jugado en casa pasarán tres semanas. En esas tres semanas el Rayo jugará tres partidos fuera de casa que pueden ser claves.

El Alavés será la primera visita de Iraola en ese periodo y a priori es uno de los partidos donde conseguir la victoria. El equipo de Mendizorroza está a cinco puntos de salir del descenso, también se la juegan.

Después de la visita al Alavés el Rayo entre semana visitará al Espanyol. El conjunto de Vicente Moreno llegará de jugar en el Wanda Metropolitano y al igual que el Rayo busca recaudar el mayor número de puntos para alejarse del abismo.

No saldrá de Barcelona esa semana el Rayo Vallecano. El 24 de abril a las 21:00 está citado para visitar el Camp Nou. El partido aplazado frente al FC Barcelona podrían ser tres puntos de ventaja con el resto de rivales por la salvación. El equipo de Xavi Hernández atraviesa una buena racha pero la carga de partidos y su visita a Anoeta dos días antes pueden ser aliados del Rayo.

Después del partido en el Camp Nou las sensaciones pueden ser muy distintas a las que se viven ahora. Los cinco partidos restantes se podrán plantear o bien como finales o bien como trámites. El primero será contra la Real Sociedad en el regreso a Vallecas.

Una semana más tarde no saldrá de Madrid, visitará al Getafe en otro duelo directo por la huida de la zona baja. Entre semana el Rayo recibirá al Villarreal que, salvo sorpresa, seguirá inmerso en la lucha por los puestos europeos.

Mallorca será la última salida de la temporada y el rayismo espera que sea con los deberes ya hechos. El Mallorca es el equipo que marca actualmente la zona de descenso y su hambre en esa jornada puede ser voraz si aún no se ha decidido el descenso.

El Levante, colista a ocho puntos de salir del descenso, es el equipo que visitará Vallecas para despedir la temporada. Hay motivos para dudar sobre la permanencia pero esperemos que ese partido solo sea la despedida de la temporada y no de la categoría. Tampoco la de Iraola.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en OPINIÓN