Redes

Rayo B

Dongil volvió a usar tres centrales frente al Galapagar

El Rayo Vallecano B consiguió este domingo la victoria frente al Galapagar en el Chopo y lo hacía sorprendiendo con el once. Ángel Dongil utilizó a Gimeno, Adrián Pérez e Iker como centrales siendo Pablo y Sergio Sánchez los carrileros, dotando al equipo de más seguridad en la defensa y aumentando el juego por banda.

Esta formación incluyendo más jugadores en la zaga fue la que más éxito dio al filial la segunda mitad de temporada del año pasado, luchando incluso por el ascenso. El problema surge en la falta de efectivos del filial, utilizando esta formación Dongil tiene que utilizar a sus dos únicos defensores zurdos, Iker y Sergio, arriesgando en caso lesión o sanción.

Cuando ambos juegan juntos, Iker actúa como central más pegado a la banda izquierda dejando a Sergio en una posición más destinada al ataque. Frente al Galapagar ambas estuvieron muy activas en la búsqueda del gol, tanto es así que el gol que hacía el empate llegaba desde las botas de Sergio Sánchez hacia la cabeza de Diego Méndez.

Pablo fue sustituido en el descanso, dejando hueco a Rubén de Tomás. A pesar del cambio el equipo no se vio muy afectado en cuanto a esquema. Iker, Gimeno y Adrián Pérez siguieron siendo los centrales, Sergio pegado a la banda izquierda y Rubén a la derecha, muy centrado en la presión en campo rival. El resultado fue positivo y la actitud del equipo clave para la victoria y lo que viene. Este fin de semana se recibe al Tres Cantos y veremos cual es once con el que lo hace el filial del Rayo Vallecano.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Rayo B