Unión Rayo

Crónica: Sevilla At. 0 – 0 Rayo Vallecano

SevRayo

“Atasco, atasco y más atasco”

Sevilla Atletico Rayo Vallecano

El Rayo Vallecano consiguió rescatar un punto de su visita a Sevilla en el encuentro correspondiente a la quinta jornada de La Liga 1/2/3 que finalizó sin goles. Los de Michel completaron un mal partido en el que no consiguieron imponer su juego en ningún momento y en el que el resultado fue lo más positivo junto con el buen papel de Baiano en el lateral derecho.

Electricidad y velocidad para agobiar al Rayo

La previa del encuentro llegaba marcada por la revolución en la convocatoria del Rayo Vallecano, con ausencias notables como las de Ernesto Galán o Javi Guerra, dos de los señalados tras las abultadas derrotas frente a Tenerife y Osasuna, ambas por 0-3.  Por contra, Baiano y Velázquez no solo entraban en la lista de 18, sino que también lo hacían en el once inicial en sustitución del propio Galán y de Antonio Amaya.

Los de Michel buscaban cortar la mala racha de resultados frente a un filial sevillista siempre peligroso, lleno de talento y con la irregularidad por bandera. Los primeros minutos lo dejaron claro: los de Nervión funcionaban a arreones, mientras que los franjirrojos trataban de mantener la posesión para crear peligro. La electricidad contra la pausa.

Y fue la electricidad la que a punto estuvo de adelantarse tras una gran jugada personal de Marc Gual, que perdonó cuando la grada ya cantaba el gol. La réplica vino poco después tras un buen centro de Baiano que prolongó Trejo en fuera de juego para que Comesaña embocara. Tanto bien anulado que apenas protestaron los visitantes.

Pero si hay algo que está condenando al Rayo Vallecano en este inicio de temporada son los errores y las pérdidas de balón en la zona de creación. Pérdidas como la de Trashorras en línea de tres cuartos que cerca estaba de costar un disgusto a los de Michel. Muy lento el capitán, que no estaba teniendo el día.

Los de Michel no encontraban su sitio, y no encadenaban más de tres pases seguidos. Poco o nada quedaba de la pausa del inicio del encuentro, y el Sevilla Atlético era muy superior. Con un acercamiento a balón parado de los franjirrojos se acababa una de las peores primeras partes de los vallecanos en lo que va de liga y en la que lo más positivo era el resultado.

A perro flaco todo son pulgas

La segunda mitad comenzaba con novedad. Diego Aguirre se había sentido indispuesto a falta de pocos minutos para el término de la primera parte y, tras el descanso, Unai López sustituyó al toledano. A pesar del cambio, el Rayo continuó desdibujado, imbuido en un atasco del que no era capaz de salir. Mención especial para un Embarba desnortado que estaba completando una de las peores actuaciones que se le recuerdan. Quizá la mejor noticia fue Baiano, que se mostró correcto atrás sin cometer errores de bulto. De hecho, el propio Baiano era el que ponía un centro medido que Embarba remataba muy desviado en la que era la mejor ocasión de los rayistas en la segunda parte.

A todo esto, Marc Gual estaba haciendo del área su cortijo, y Alberto García, a su vez, espantaba balones como podía. Corría el minuto 60, y Míchel hacía debutar a R.D.T. (Raúl de Tomás) en sustitución de un Roberto Trashorras que había pasado sin pena ni gloria por el verde del José Ramón Cisneros.

El joven delantero no participó mucho en el juego, pero la entrada de aire fresco en el centro del campo al dar descanso a Trashorras y retrasar la posición de Fran Beltrán hizo que el partido se igualara. Los vallecanos ya no sufrían tanto atrás, y conseguían crear algo de peligro arriba.

Sin embargo, el luminoso permaneció inamovible y el encuentro finalizó sin goles. Tras este empate, el Rayo Vallecano suma 6 puntos y cuatro encuentros seguidos sin ver puerta. Próxima parada: La Cultural Leonesa el próximo domingo a las 16:00 en el Estadio de Vallecas

 

 

 

Sobre el Autor

Sitio web alojado en kinetica.mobi