Redes

Primer equipo

Ya es primavera

Sí. Ya sé que no es una noticia de impacto y que quizá sea esto publicidad mas o menos encubierta pero sí, al fin acabó el invierno. Como en todos los ordenes de la vida nos dijeron que de esta saldríamos mejor, pero era díficil.

El Rayo Vallecano llegó al invierno convertido en el EuroRayo, en el mejor local de Europa y parte del extranjero con un equipo atrevido, aguerrido, agresivo y feliz.

En el muro de Teniente Muñoz Díaz se puede leer el eterno epitafio “Siempre en nuestro recuerdo”. Esa primera vuelta lo estará, sin duda, pero se echa en falta, como tantas cosas, cambiar la dichosa lona en la que se quedó el pensamiento del ínclito presidente y poner un pensamiento positivo. El “sois la leche” no estaría mal aunque siempre habría un graciosillo que diría que mejor “sois de lo que no queda” (la leche, digo).

El “Aguante Rayo” sería mejor aún. Esos dos o tres triunfos se están haciendo esperar, y algunos, como los de Asfalto, ante tanta carencia ya hablaron de leche en polvo y queso americano.

El invierno trajo una nueva ola pandémica y su final una guerra, una tormenta de arena, unas despensas llenas de aceite de girasol y leche y unos bolsillos vacíos en favor del vendedor de luz, de calor y de gasolina. El Rayo fue perdiendo luz, calor y sobre todo el mayor combustible, el gol .

La franja no ha parado de disputar partidos, de correr, de intentar cuidar el balón, pero con el depósito casi siempre en reserva los goles se pagan muy caro.

Bebé, convocado con Cabo Verde y diez más, eso es todo. Quien mete goles al campo y quien compra boletos a la cancha. Ayer casi rompe una ventana en “Teniente”, otra le fue a la barrera pero siempre lo intenta.

Que el último partido del invierno fuese contra el Atlético de Madrid tampoco fue buena noticia, pero esperemos que cierre el ciclo. Contra los de Simeone empezó la mala racha y ojalá acabe ante ellos.

El Atleti recuperó su camino, el que ya todos conocen y no hay peor cuña que la de la propia madera se impuso con un gol del único vallecano en la cancha, Koke.

La primavera llevó al Rayo a primera y lo tiene que mantener. Imagina que Mario Suarez hubiera sido Falcao en la que tuvo. Imagina que Radamel vuelve. Tres goles marcó la franja en invierno, dos puntos en invierno. La que tuvo Nteka, el balón un poco atrás, se fue a las nubes.

Que vuelva el gol, solo eso hace falta.

El Atleti volvió. ¿Porqué no el Rayo?

Ya es primavera.

Aguante Rayo.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo