Redes

Primer equipo

Ensanche de Vallecas

Perdonad mi curiosidad, ¿cómo era la bestia? Muy sabrosa (Obélix tras superar la séptima de las doce pruebas de Asterix)

El Rayo Vallecano derrotó en el Ramón Sánchez Pizjuan al Sevilla F.C. y alargó el guión de película de terror en la que está inmerso el club hispalense en la que se ven fantasmas, hay más de un zombie o muerto viviente, vampiros y un equipo Frankenstein.

En el más que interesante libro “La España de las piscinas”, Jorge Dioni López acuña el concepto de “Pauers” para referirse a los habitantes de los PAU o “Programas de Actuación Urbanística” en los que viven, barrios con baja densidad de población, con escasos servicios públicos,avenidas amplias y un estilo de vida individualista basado en el “Sálvese quien pueda”.

Desconozco si en Sevilla hay PAUs pero lo que es obvio es que en el club hispalense hay presencia masiva de Pauers.

En Vallecas si hay PAU,de hecho el Rayo “hace vida en él”, pero me consta que hay un movimiento asociativo vecinal trabajador y sensato allí y en el Rayo, al menos en plantilla y cuerpo técnico del primer equipo también lo hay.

Iraola, conocedor del paño,puso a sus jugadores a la tarea y terminó un mes de octubre más que productivo para la franja, seis partidos, tres victorias, dos empates y una derrota.

Si los de Payaso Fofó alcanzaron una cifra notable de choques en el mes en el que el otoño se suele consolidar su rival blanquirrojo, equipo hasta esta semana de Champions disputó nueve en medio de una zozobra creciente.

Pitido inicial

Sampaoli alineó un once casi de fantasía, y mientras su pléyade de Pauers se asentaba en la cancha, Isi Palazón, talentoso picapedrero del fútbol lanzó un misil lejano que casi sorprende a un descolocado Dmitrovic.

Los propietarios

José Luis Arrese, ministro de vivienda en la España franquista de 1959 declaró de “no queremos una España de proletarios sino de propietarios”.

No podemos negar que lo logró, pero tampoco que en el Sevilla-Rayo los propietarios del balón no lograron su objetivo. Su mayoritaria posesión a lo largo del primer tiempo no sirvió para que el equipo de Sampaoli disparara siquiera a puerta. La escuadra de Iraola avisó (ya conocen el refrán) en varias ocasiones a través de Sergio Camello e Isi. También se llegaron a animar Oscar Valentín, Unai López, Florian Lejeune o Fran García con resultado no muy favorable. La estadística señaló en algún momento de la primera mitad un 0 a 8 en tiros muy revelador.

La habilidad de Neo

Mucho se ha hablado de la elección entre la pastilla roja y la azul de Neo, personaje principal de Matrix, pero su habilidad más llamativa fue la de esquivar balas. Mientras algunos ricachones futboleros de España y Europa la tuvieron, Monchi, factotum absoluto en el Sevilla y hasta hace poco poseedor de ojo clínico en la detección de talento balompédico fue incapaz de ver venir el proyectil de Rafa Mir. Su remate fuera,con todo a favor en el rechace que dejó Dimitrievski al remate del 12 hispalense demuestra porqué Sampaoli prefirió jugar sin delanteros en la primera mitad.

El desaparecido

Sonó en el vestuario del Rayo durante el descanso la canción de Manu Chao y Álvaro García se dio por aludido. Corrió la pradera verde del Pizjuan tras ver que el robo de Balliu al borde de su área llegaba a Unai López, y su control regulero al pase del guipuzcoano se convirtió en un anzuelo para Montiel. El argentino no escuchó los acordes de Sara y en lugar de hacer un “fumando espero al hombre que yo quiero” metió la pierna, imprudente y temeroso. Álvaro recortó, se perfiló hacia su derecha y anotó pegado al palo en un remate marca de la casa. (0-1).

Quiero y no puedo

Los llamados por el zamorano de Alcorcón Jorge Dioni López “pauers” fueron también denominados con desdén por muchos “quiero y no puedo”.

Los Papu Gómez, Isco, Lamela y compañía sacaron los llaveros de sus Audis,BMW o Mercedes para amedrentar a los vallecanos. Mientras arrancaban sus motores el Rayo pudo sentenciar a la contra a través de Camello o Salvi, pero después aceleraron y se oyó el ruido de sus bólidos. Iraola dispuso entonces controles de velocidad con la presencia de Pathe Ciss .

Minutos después entendió que no era suficiente y construyó trincheras, murallas y todo lo posible para proteger su arco.

Fuego amigo

El asedio, tan desordenado como ineficaz del Sevilla contó con el apoyo involuntario y accidental de Catena que al intentar alejar el balón del área disparó flojo a su portería probando la atención de su portero.

Chicho terremoto

Todos temimos por Pablo Muñoz. El cantero del Rayo,con la picardía de un veterano y la inconsciencia y osadía de un juvenil jugó con Marcao y la pelota al ratón y al gato y este,cansado y desesperado de la situación dejó en Pablo un recuerdo que no olvidará. El central hispalense, al más puro estilo de la escuela sevillana de los Prieto o Martagón o los más recientes Alfaro y Javi Navarro,lanzó una coz de los 80 a un jugador del Siglo XXI. La suerte es que Muñoz,tras pitar el trencilla el final pudo gritar al cielo “tres puntos colega”.

Próxima visita: El Real

Tras ocho días de descanso que serán de oro, (que no se note para quien trabajo) el Rayo recibirá la visita del Real Madrid a quince días del mundial por lo que un choque,a priori muy complicado puede convertirse en una gran oportunidad. A propósito de mundial parece increíble que entre la lista los mejores cincuenta y cinco jugadores españoles de la momento no se encuentre Isi Palazón.

La apostilla

Hacer de lo extraordinario algo ordinario debe ser una tarea herculea, colosal y agotadora. Llevarla con esa naturalidad, esa sonrisa socarrona y ese sosiego es algo maravilloso. Andoni Iraola nos lo volverá a contar algún día y seguiremos sin dar crédito.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo