Redes

OPINIÓN

EditorialUR: «Ya no es vergüenza: es humillación a todo un barrio»

Consternados. Todavía no han pasado ni 24 horas del esperpento que vivimos en el Estadio de Vallecas durante el partido del Rayo Vallecano-Albacete y seguimos sin dar crédito a lo que allí pasó. Fuimos testigos directos de lo que sucedió, hemos podido ver cómo nuestra foto ha dado la vuelta por redes sociales y medios de comunicación. Los miembros del equipo de este medio de comunicación presentes en Vallecas sintieron hastío y conturbación, por lo que queremos aprovechar estas líneas para condenar el dantesco panorama vivido durante el encuentro.

Tal y como hemos podido saber, el principal responsable de la presencia de dos miembros de un partido de ultraderecha en el Estadio de Vallecas es el presidente del Club, Raúl Martín Presa. Consideramos una falta de tacto brutal y una muestra de no saber cuáles son los verdaderos valores del barrio al invitar a semejantes personajes al palco. Por supuesto que es libre de hacer lo que le plazca, pero estamos convencidos de que su presencia es absolutamente antagónica con el sentir de la inmensa mayoría del barrio de Vallecas y sobre todo, de los aficionados del Rayo. Basta. Basta ya de ningunear a una hinchada que en su más absoluta mayoría ha mostrado el rechazo constante a la gestión que se hace desde la presidencia. Basta. No podemos callarnos ni podemos dejar pasar la oportunidad para mostrar el desazón que palpamos en el barrio, que sentimos y que por supuesto compartimos. Basta. Este Rayo duele.

«¿Por qué se quiere echar más gasolina en lugar de tratar de rebajar la enorme tensión social que hay en Madrid?»

El lunes ante el Albacete acudimos perplejos ante un nuevo episodio de falta de empatía. ¿Cómo se puede caer en la tentación de provocar de semejante manera? No es ya solo que vayan políticos a un palco en mitad de una pandemia, que ya de por sí es grave, sino que además, son dos personas pertenecientes a un partido dedicado a sembrar odio, que han utilizado Vallecas y el Rayo Vallecano con fines partidistas. Vaya, qué casualidad que se dejen ver justo unos días antes de una elecciones que están crispando el ambiente en Madrid y en todo el país, y vaya, qué casualidad que sea ante un equipo en el que todo gira en torno a Zozulya, acusado de tener ideología nazi. Demasiadas coincidencias. Con todo ello queremos expresar nuestro más profundo rechazo a esta situación, ya que estamos convencidos de que no podía haber llegado en peor momento y que la situación fue totalmente ridícula. Cuando el clima social y la tensión es latente en todos los ámbitos, no se le ocurre otra idea que invitar a Monasterio y Abascal a Vallecas. ¿Por qué? ¿Por qué se quiere echar más gasolina en lugar de tratar de rebajar la enorme tensión social que hay en Madrid? El error no podía haber sido más grande. Esto no va de política, no, que alguno querrá responder por ahí. Esto va de derechos sociales, de valores, de tolerancia, y en eso, la afición del Rayo Vallecano es ejemplar.

Muy a nuestro pesar, tuvimos que contar lo que allí vimos y vivimos. Nuestra labor es informar. Desde la independencia que hemos adoptamos a lo largo de los últimos cinco años somos conscientes de que estamos por y para el aficionado del Rayo Vallecano. Sois nuestra adrenalina para seguir luchando contra viento y marea, y tenías que saber lo que en un estadio en el que no podéis entrar por la pandemia, desde el palco se os ha faltado el respeto con una gravedad plausible. Seguiremos implacables con nuestra labor informativa para el rayismo y condenando los acontecimientos tan graves como los que tuvimos que tragar en el Rayo-Albacete.

Ad

Suscríbete a nuestra newsletter

2 Comments
Advertisement
Advertisement

Más en OPINIÓN