Redes

Primer equipo

El perfil de Luca Zidane

Reflejos y calidad para la portería del Rayo Vallecano

El Rayo Vallecano dio la sorpresa en el último día de mercado con el fichaje de Luca Zidane, que será jugador franjirrojo durante las dos próximas temporadas. Esta contratación incrementa la competencia de la portería rayista, una competencia que ya de por sí era bastante fuerte entre Morro y Dimitrievski. Pero…¿qué puede aportar Luca Zidane?

Luca es un portero joven (22 años) con muy poca experiencia en el fútbol profesional, donde únicamente ha disputado 35 partidos: dos en la Liga Santander y 33 en la Liga SmarkBank. Sin embargo es un guardameta con muy buenas cualidades.

Reflejos y buen juego con los pies

Su principal baza es el gran juego que tiene con los pies. Es un guardameta muy técnico y con gran precisión a la hora de efectuar pases, tanto en corto como en largo, ya que también dispone de un buen desplazamiento de balón en largo.

Además, es especialmente bueno en el uno contra uno. Tapa muy bien, abarca mucha portería y “se hace grande” a la hora de enfrentarse a un delantero que se planta solo ante él. También destaca en los balones que le llegan por abajo, donde se le ha visto hacer gala de grandes reflejos en disparos que iban muy ajustados con maravillosas estiradas.

El juego aéreo como hándicap

No obstante, el arquero francés también tiene puntos débiles, y el balón aéreo es uno de ellos. Con tan solo 183 centímetros de altura, a Luca se le ha visto flojear en esta faceta. Le falta contundencia y fiabilidad a la hora de salir en los balones parados. Otra aspecto negativo es el blocaje de balón. En ocasiones ha cometido errores que le costaron goles con disparos centrados que no logró atajar correctamente.

Trayectoria

La temporada pasada fue de lo mejor de un Racing de Santander que descendió de manera muy clara. De hecho, en la primera vuelta, que es cuando mostró su mejor nivel, salvó al conjunto cántabro de muchas derrotas y de resultados más abultados. Pero la dinámica del equipo fue bastante negativa en la segunda vuelta y su rendimiento fue a menos. El 30 de junio sufrió un esguince en su mano derecha y no pudo jugar los seis partidos restantes.

Además llegó a debutar con el Real Madrid, (equipo en el que se formó) jugando dos partidos como titular: ante el Villarreal en el Estadio de la Cerámica en 2018 (2-2) y frente al Huesca en el Santiago Bernabéu en 2019 (3-2). Sin embargo no tuvo una buena actuación en ninguno de los dos encuentros.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo