Redes

Rayo B

Cano: “Uno tiene que sentirse importante para que las cosas vayan mejor “

En una nueva EntrevistaUR hemos podido contar esta semana con Álex Cano. El `10´ del Rayo Vallecano B nos habla sobre sus cinco temporadas en el club y el buen comienzo de este curso, tanto en lo personal como con el grupo.

Entrevista a Álex Cano

Para empezar, ¿cómo fueron tus comienzos en el Rayo Vallecano?

Fueron duros al principio porque cuando llegas a un club nuevo nadie te conoce, no saben tu estilo de juego ni nada y fue un poco durillo pero me hice con un hueco en el equipo y hasta día de hoy. Llego desde el Pozuelo, pero casi desde que empecé a jugar en el fútbol 11 he estado en el Rayo Majadahonda, jugué un año en el Madrid y estuve en el Pozuelo, ya desde ahí al Rayo Vallecano.

Tu etapa en el juvenil A fue una de las mejores con más de 20 goles, ¿cómo fue para ti esa temporada?

Siempre he estado cerca del gol, las que he tenido las he marcado y la verdad que estaba un poco sorprendido porque casi todas las que tocaba iban dentro de la portería. Muchos partidos acaban 1-0 o 0-1 y estaba muy contento por ayudar al equipo.

¿Hay algún partido o algún gol que recuerdes con especial ilusión?

Al final son 24 goles los que marqué y todos fueron especiales en su momento. Por ejemplo el de allí en Valladolid, ganamos 0-1 y era importante porque era el equipo que estaba detrás nuestra y fue un punto de inflexión en la temporada.

Estando con el juvenil esa temporada debutas con el primer equipo en un amistoso, ¿cómo fue la experiencia?

Estaba en clase y me llamó mi entrenador y me dijo que Míchel me iba a subir para el Trofeo de Vallecas, que estaba preparado y que no estuviera nervioso. Me quedé en shock, debutar siendo juvenil es un poco raro, creo que era el primero y la verdad que fue impresionante luego estar con los compañeros sin haber entrenado. Salir al campo y aunque no hubiese mucha gente la que había para mí era impresionante.

¿Qué te dijeron aquellos compañeros? ¿Te sentiste tranquilo jugando?

Que jugara tranquilo, como sabía hacerlo y que si tenía alguna que la metiera. La verdad que soy un tío tranquilo, no suelo ponerme nervioso. Sí que antes de salir, mientras calentaba se te vienen imágenes de cómo lo vas a hacer, pero estuve tranquilo.

Conociste a Dongil en el Juvenil A y ahora estás con él en el filial, ¿cómo es esa relación con él?

La relación empezó cuando estaba yo en el Juvenil B y él en A, que me subió a algunos partidos y ahí tuvimos nuestros más y nuestros menos. A partir del juvenil hasta día de hoy la relación es muy buena. Me da mucha confianza y creo que eso viene muy bien para el grupo.

¿A qué te refieres con vuestros más y vuestros menos?¿Qué pasó?

No pasó nada, pero los dos tenemos carácter yo quería jugar y él no veía darme tantos minutos. Al final quedó en una anécdota. El año siguiente jugué todo con él y la verdad que muy bien.

Ahora sigues jugando todo con él pero ahora en otra posición, ¿cómo te sientes con ese cambio?

Cuando jugaba de delantero centro me gustaba caer a las bandas, recibir, girarme, entonces no se me ha hecho muy duro cambiarme del `9´ al `10´. Sí que llego menos a portería, no llego tanto al gol pero estoy cómodo porque el equipo confía en mi, me da balones para que me gire y juegue hacia delante. La verdad que estoy bastante bien.

¿Siempre has jugado de delantero?

Sí, toda la vida. También cuando era pequeño era rápido y jugaba en las bandas, pero desde que marco goles siempre he jugado de delantero, hasta el año pasado que me retrasó un poco Ángel y hasta día de hoy.

A parte de estar más lejos del gol, ¿te entiendes bien con el resto de jugadores? ¿Estás cómodo?

Estoy a gusto. Los compañeros me la pasan, yo se la paso, hacemos paredes, me giro para recibir… No me importa jugar tan atrasado la verdad.

Estás dando muchas asistencias este curso, ¿te gusta eso o prefieres meterlos tú?

Lo importante es que el equipo sume de tres en tres, el año pasado marcaban los centrales y lo celebrábamos igual. Sí que el gol es una cosa bonita pero no me importa asistir a los delanteros como Marc o Aguirre, o a los que estén jugando. No me importa darles el balón, para eso somos compañeros.

Este es tu segundo año en el filial, ¿sientes algo más de presión?

Estoy cada vez más a gusto y más tranquilo con el balón. El año pasado cuando jugaba es verdad que a veces estaba más acelerado pero este año estoy tranquilo y creo que el equipo está jugando bien y estamos haciendo bien las cosas y todo va como queremos.

Este verano ha sido complicado para el filial con algunas salidas importantes. ¿Cómo has vivido tú ese verano?

Creo que el Rayo no les renovó, ellos habían estado ya el año anterior y querían salidas a equipos superiores, como estamos viendo en Álvaro Juan o Javi Rubio. Son cosas que pasan en el fútbol, este año se han ido 11 y el año que viene a lo mejor se van 2, no se sabe.

¿Te sorprende que después del cambio tan grande el equipo esté rindiendo tan bien?

Al principio no me lo creía, al final somos todos nuevos y ves que vas consiguiendo triunfos y triunfos y al final dices, joder, no se notan tanto los jugadores que se han ido. Sí que el estilo es diferente pero la verdad que lo estamos llevando bastante bien.

Este fin de semana fuiste el capitán, ¿qué significó para ti llevar el brazalete?

Al final es un orgullo ser el capitán del segundo equipo del Rayo Vallecano. Después de cinco años que llevo me gusta que me reconozcan como tal. Al final sales un poco más motivado y quieres meter al equipo en el partido siempre y siempre que el mister quiera dármelo será bienvenido.

¿Y cómo estás viviendo el buen momento de forma tuyo y del equipo?

Estamos bien, contentos y con ganas en cada entrenamiento por lo que estamos haciendo. Hemos estado seis meses encerrados en casa sin poder jugar al balón y la verdad que lo estamos disfrutando más. No sabemos lo que es perder el fútbol hasta que lo perdemos. El equipo está con una flechita hacia arriba y vamos hacia delante.

Contra el Santa Ana metiste un golazo y lo publicas con la palabra confianza. ¿Te sientes en tu mejor momento hasta ahora?

Sí, junto con la etapa del juvenil A que estuve despuntando, este año me está dando confianza el entrenador donde me ponga y creo que los compañeros confían en mí. Al final uno tiene que sentirse importante para que las cosas vayan mejor.

¿Y crees que la confianza es parte clave sobre todo en una posición como la tuya?

Yo creo que sí, creo que cuando tienes confianza todo lo que intentas va para dentro. No tienes el miedo a fallar, a girarte y tirar, son cosas que un futbolista vive.

Para ir acabando, ¿cuál es tu objetivo personal, para esta temporada y para el futuro?

Mi objetivo personal como el de todos los chicos es el de llegar al primer equipo, jugar en primera división incluso jugar algún mundial. Ahora mismo a corto plazo lo que queremos es intentar ascender a segunda b, ir ganando partidos todos los días y que Iraola me pueda ver y subir al primer equipo a entrenar y jugar.

¿Ese es el objetivo del equipo, subir a segunda b?

El objetivo siempre es ese, es querer ascender, querer mejorar y luego tener proyección al primer equipo, que es lo importante.

Y este fin de semana jugáis contra el Alcalá, ¿cómo lo estáis preparando?

El equipo está ilusionado de poder hacer las cosas bien, sabemos que es un equipo grande y el campo también, un rival dificil. Si hacemos las cosas bien yo creo que podemos llevarnos los tres puntos de allí.

Ad
Comentar
Advertisement

PARTIDOS

FechapartidoHoraResultados
Advertisement

Más en Rayo B