Redes

Femenino

Pauleta Sancho: “El Rayo es un club grande, me da pena tener que vivir esta situación”

La jugadora del Rayo Vallecano Femenino, Pauleta Sancho, fue subcampeona del Mundial sub-20 con la selección española y el 17 de noviembre de 2018 se rompió el cruzado. Tres años después de su lesión, fichó por el Rayo gracias a la confianza de Quejigo. Su polivalencia y predisposición le han convertido en una jugadora importante en el equipo. Este fin de semana volverá a enfrentarse al Barcelona.

#EntrevistaUR a Pauleta Sancho

¿Qué tal Pauleta cómo estás?

Hola! Buenas tardes. Bien, aquí estamos. Al final es una situación dura, pero hay que afrontarla de la mejor manera que podemos y sabemos y a remar.

¿De dónde viene lo de Pauleta?

Es una buena pregunta. Desde pequeña me han llamado Pauleta porque aquí en este país hay muchas Paulas y supongo que habría otra Paula en el equipo. Como siempre he sido muy pequeña creo que me han llamado Pauleta por eso porque en Valencia también se dice mucho “Pauleta, Marieta…”

Empezando por el principio, ¿cómo empezaste a jugar al fútbol?

Empecé porque en mi casa se vive mucho fútbol, a mis padres les gusta mucho el fútbol. Siempre lo veíamos. Me llevaban siempre a ver el fútbol de Sagunto, también íbamos a Mestalla y siempre me ha gustado mucho porque mi familia es muy futbolera.

Estuviste en el Atlético Saguntino, en el Mare Nostrum, después en el Valencia y luego en el Albacete. Antes de fichar por el Albacete, el 6 de agosto de 2018 quedate subcampeona en el Mundial sub-20 en Francia, ¿cómo lo viviste?

El Mundial fue increíble. El vivir esas experiencias con jugadoras muy buenas, en estadios que son una pasada. Te sientes profesional y disfrutas de estar concentrada allí. Llegar a una final de un Mundial después de tanto tiempo y plantarle cara, perdimos la final contra Japón, pero nosotras en la fase de grupos habíamos conseguido ganarles. Llegábamos con la ilusión de que se podía porque en las categorías inferiores Japón es una selección muy fuerte. El hecho de haberles ganado antes nos fortalecía y para mí personalmente fue una pasada.

Además, jugaste unos minutos en la final ¿no?

Sí. Cuando salí ya íbamos perdiendo, pero de eso se trata, de salir e intentar darle la vuelta. Tuvimos algunas ocasiones, pero al final, no pudo ser.

Después pasaste por el Albacete. Si te digo el 17 de noviembre de 2018 ¿qué se te viene a la cabeza?

Esa fecha la tengo grabada a fuego. Yo creo que es una de las fechas que más me han hecho crecer como futbolista y como persona porque al final, de estas cosas son de las que más se aprenden. Venía justo del Mundial, de hacer una buena temporada en Valencia y al final, un cambio a un club nuevo, que te da confianza, que llegas ilusionada. Fue a principio de temporada y estábamos haciendo las cosas bien y me acuerdo perfectamente que fue contra el Betis, en la primera parte y tengo esa imagen, la fecha, y el minuto grabado a fuego. Es uno de los días que más he crecido como persona y como futbolista.

“Esa fecha la tengo grabada a fuego. Yo creo que es una de las fechas que más me han hecho crecer como futbolista y como persona”

Para la gente que no lo sepa, ese día te rompiste el cruzado, ¿qué has aprendido de esa lesión?

He aprendido, sobre todo, a valorar las cosas, lo que tenemos, el hecho de simplemente ser futbolista. Tenemos una suerte de poder entrenar cada día y dedicarnos a lo que nos gusta, el hecho simplemente de poder correr. Tú al final cuando te rompes la rodilla estás cuatro meses hasta poder correr. No valoras eso porque es algo que tenemos día a día y él hecho de poder correr, de poder moverte, de ir con las muletas, dices “dependo de la gente”. También el hecho de no poder ayudar a tu equipo. Ese fue un año duro porque al final, las cosas se torcieron y no poder ayudar te hace madurar y darle importancia a lo importante.

¿Ha cambiado mucho la Pauleta de antes con la de ahora?

Sí. He evolucionado. Personalmente he dado un salto muy grande, he madurado, he aprendido a saber valorar las cosas, a ser más profesional, y futbolísticamente a no tener miedo. Al final las cosas vienen como vienen y tenemos que estar siempre para aprovechar todos los momentos y si no te sale un pase, un partido, dos o tres, pues a tener la mente fría y saber que eso es lo bonito del fútbol también, que cada fin de semana tienes un partido y puedes darle la vuelta a la situación.

La lesión la sufriste frente al Betis y justamente este pasado fin de semana el encuentro fue contra el Betis.

Sí. Lo comenté con algunas de mis compañeras que dije “la última vez que jugué contra el Betis fue aquel fatídico día que me lesioné”. Tenía muchas ganas. Cuando estás en el partido ni siquiera lo piensas, pero antes del partido si que se me pasó por la cabeza.

Este verano dejas el Albacete y firmas por el Rayo ¿Por qué eliges el Rayo?

Elijo el Rayo porque es un club que confió en mí. Puso mucho empeño, mucho interés en que viniera y era una oportunidad muy bonita para venir a Primera. También conocía al entrenador. El hecho de conocer a compañeras y al entrenador pensaba que era un punto positivo. Además el Rayo es un club súper luchador, creo que tiene unos valores que van mucho con mi personalidad de luchar mucho por lo suyo y creo que es un gran club.

“Elijo el Rayo porque es un club que confió en mí. Puso mucho empeño, mucho interés en que viniera y era una oportunidad muy bonita para venir a Primera”

¿Cuánta importancia tuvo Miguel Ángel Quejigo en tu fichaje?

Es un entrenador que confía en ti. Supongo que también hablaría bien de mí, tanto de mí como de algunas de mis compañeras que ha traído. El conocerle y que confíe en ti hace gran parte del fichaje y es algo bonito.

¿Te esperabas vivir toda esta situación que estáis viviendo?

No. No me lo esperaba. Creo que el Rayo es un buen club, es un club grande que lo ha demostrado todos los años por la historia que tiene en el fútbol tanto en el masculino como femenino y me da pena, me da mucha pena tener que vivir esta situación. Porque creo que no es justo para las jugadoras, para la afición del Rayo y es un poco ensuciar el nombre que tiene el Rayo, creo que no es justo.

¿Qué tal tu adaptación dentro del equipo?

Empecé muy bien. Tenía confianza, incluso hice algún gol. Por las lesiones estos últimos partidos he jugado de lateral, creo que el equipo lo necesitaba. Necesitaba gente que se supiera adaptar a la situación y yo personalmente, es algo que he aprendido mucho del fútbol, a aprender a adaptarte a las situaciones del juego, a las posiciones y personalmente, estoy contenta porque te enseña a ser polivalente, a jugar en otros sitios y poder aportar al equipo en los momentos en los que se necesita de ti.

Tu posición natural es la de extremo, pero ¿cómo te sientes en esa posición de lateral?

Me siento bien porque en Valencia cuando estuve en el primer equipo ya jugaba de lateral y aprendí mucho. Yo no era lateral, siempre he jugado de extremo. Si te dijera que no estoy cómoda de lateral mentiría, estoy cómoda también. Si que es verdad que soy una jugadora de un perfil más atacante, pero no estoy incómoda cuando estoy de lateral.

Además la última vez que te enfrentaste al Barcelona jugaste en esa posición de lateral ¿no?

Sí. Jugué de lateral derecho. Me acuerdo. Además de ponerte de lateral, te ponen de lateral derecho que al final, es un poco diferente por el hecho de los perfiles, de perfilarse, de los movimientos… Me acuerdo perfectamente, jugué allí y me tocó cubrir a Lieke Martens. Al final es eso, adaptarse a lo que requiere y necesita el equipo, el entrenador, y hacerlo de la mejor forma que sabes.

Este fin de semana jugáis frente al Barcelona, contra las mejores jugadoras del mundo, ¿cómo podéis competirle al Barcelona?

Es un partido para disfrutar. Se ve que el Barcelona desde hace mucho tiempo está haciendo las cosas muy bien, que está dando sus frutos. Es un orgullo enfrentarse a un equipo así y tener un equipo así en la Liga, tener esas jugadoras, que Alexia hace unos pocos días fue nombrada la mejor jugadora del mundo, y desde mi punto de vista hubiera sido justo que lo hubiera ganado cualquiera del Barcelona. Es un partido para disfrutarlo.

“Es un partido para disfrutar. El Barcelona está haciendo las cosas muy bien y es un orgullo enfrentarse a un equipo así”

De manera personal, ¿cómo afrontas este partido?

Es una oportunidad. Jugar frente a esas jugadoras, en un estadio como es el Johan, que te hace crecer como futbolista, te hace mejorar y, sobre todo, te hace exigirte.

Para ir cerrando la entrevista, ¿por qué lado te sientes más cómoda por la banda derecha o por la izquierda?

Me siento cómoda en los dos sitios. Me siento bien porque por un perfil puedo sacar centros, puedo hacer 1 vs 1, puedo meterme por dentro, y por el otro puedo finalizar más y también sacar centros. Son diferentes variantes que tienes, diferentes opciones y el poder jugar por ambas partes también te da ese plus de poder hacer cosas diferentes, que al final, de eso se trata.

¿Cuáles son tus retos, qué esperas conseguir en el Rayo Vallecano?

En el Rayo espero conseguir por la situación que estamos ahora, que seamos suficientemente fuertes como para poder salir de aquí, que yo sé que sí, y en esta segunda vuelta poder dar lo mejor y sacar todos los puntos que nos ha costado sacar en esta primera vuelta. Estoy convencida de que el Rayo por el corazón que tiene, por la fortaleza y por lo que es, estoy convencida de que se va a sacar.

1 Comment
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Femenino