Redes

Primer equipo

Saveljich: “Hay situaciones en las que no queremos ir de la mano con el club”

Vallecas tiene un soldado enamorado de la Franja. Esteban Saveljich (Tandil, 30 años) no duda en llamar “hogar” al barrio. Porque así lo siente. En enero de 2016 se subió a un avión rumbo a España y, pese a haber firmado una cesión de seis meses, se despidió de su familia diciendo que no iba a volver. Tenía claro que haría lo que fuese para quedarse en Europa. Y cumplió su palabra. Tras cuatro cesiones y tres clubes diferentes (Almería-Albacete-Levante), llegó a Vallecas, donde encontró la estabilidad. La felicidad.

Saveljich, argentino internacional con Montenegro (las raíces balcánicas proceden de su bisabuelo) concede una tarde a Unión Rayo para charlar de toda la actualidad. Desde el estado de forma de Falcao hasta el conflicto club-afición; incluso para descartar, con algún que otro pero, el sueño europeo. El Guerrero de Tandil toma la palabra.

#EntrevistaUR a Saveljich

Vaya zarpazo en San Mamés. Fue una noche mágica.

¡La verdad que sí! Fuimos a competir, a intentar llevarnos el punto por el que hay que luchar cada vez que juegas fuera de casa, pero lo hicimos tan bien que nos trajimos tres. Ganar a domicilio es importantísimo.

¿Qué sentíais cuando mirabais la clasificación y os veíais en Champions?

Una alegría enorme. Nosotros queríamos empezar la temporada bien, pero no sabíamos que al final lo haríamos tan bien. Aún así, somos conscientes de que esto es muy largo y todos los equipos, tarde o temprano, atraviesan baches, así que hay que aprovechar este momento al máximo.

“Nosotros queríamos empezar la temporada bien, pero no sabíamos que al final lo haríamos tan bien. Aún así, somos conscientes de que esto es muy largo y todos los equipos, tarde o temprano, atraviesan baches”

Seme sincero… ¡La noche del martes se hizo larga!

¡No, no! ¡Pero si nos teníamos que levantar a las 8:30h para entrenar en Bilbao! Llegamos al hotel en torno a las 1:30h y sólo queríamos cenar. No quedó otra que postergar la fiesta, pero se festejará.

Háblame de Falcao. Dos goles en 35 minutos. Todos sabíamos la calidad que tiene, pero su aterrizaje está siendo impresionante.

Al final este tipo de jugadores tienen ‘algo’, no sé el qué, pero ‘algo’. Porque pocos habrían entrado al balón del otro día con esa fe. Y él no sólo lo buscó, sino que metió la cabeza e hizo el gol. Falcao nos suma muchísimo, tanto con goles como con experiencia. Ha venido a integrarse, a ser uno más y a trabajar como cualquiera. Estamos muy contentos.

“Falcao es de ese tipo de jugadores tienen ‘algo’, no sé el qué, pero ‘algo’. Porque pocos habrían entrado al balón del otro día con esa fe. Y él no sólo lo buscó, sino que metió la cabeza e hizo el gol. Nos suma muchísimo”

Por buscarle un pero al arranque del Rayo: penalti en Sevilla, en San Sebastián, en el Ciutat, gol en propia en Bilbao… ¿Os preocupa esa sensación de que en cada partido siempre hay un pequeño tiro en el pie?

La diferencia entre Primera y Segunda es que aquí el mínimo error te manda a casa. Son cosas que tenemos que trabajar, pero que si tienen que pasar, es mejor que sean ahora, cuando todavía está madurando el proyecto, y no al final, cuando los puntos costarán mucho más. De los penaltis en Sevilla y en el Ciutat nos pudimos recuperar. No fue así con el de la Real Sociedad. Son cosas que nos tienen que servir para aprender.

¿Qué tal está siendo la competencia con Catena y Maras?

Muy buena. Todos estamos para sumar. A mí me tocó jugar los primeros cinco partidos y creo que estuve a la altura. Cuanta más competencia haya, mejor, porque ayuda a que no te relajes, te mantiene alerta. Cualquier mínimo despiste hace que el que viene atrás, con muy buena intención, te quite el puesto.

Se cerró el mercado y al final, sólo tres centrales. ¿Cómo se gestiona eso? Por ejemplo, es una situación que os va a garantizar a vosotros, mínimo, entrar siempre en las convocatorias.

Pero nuestra mentalidad no va a cambiar. Para esa posición también estará Mario Suárez, que cuando ha tenido que ponerse de central lo ha hecho. Tú tienes que trabajar para jugar y no salirte de ahí, eso es igual haya tres centrales en la plantilla o cuatro. La competencia es buena, te hace darlo todo.

“La competencia con Catena y Maras es muy buena. Todos estamos para sumar. A mí me tocó jugar los primeros cinco partidos y creo que estuve a la altura. Cuanta más competencia haya, mejor, porque ayuda a que no te relajes, te mantiene alerta”

Hablemos del Esteban Saveljich más personal. Tú eres argentino… ¡Pero juegas con Montenegro!

Por mi bisabuelo. Era de allí y cuando estalló la guerra, se vino a Argentina. Tengo esas raíces y a mí, cuando empecé a jugar, me ofrecieron hacerlo en la selección nacional.

Llegaste a España hace seis años. ¿Cómo recuerdas ese momento?

Extraño, porque vine en enero. Fiché por el Almería, que entonces tenía un entrenador argentino y me contactó. Pese a que el contrato era para seis meses, una cesión, yo le dije a mi familia que me iba a España para no volver. Era mi propósito. Me metí en la cabeza que aunque el contrato fuese ese, yo iba a hacerlo tan bien que me iba a quedar. Y afortunadamente cuajé un tramo final de temporada muy bueno, hasta el punto que me ofrecieron seguir. Luego fiché por el Levante, lo cual fue un paso en mi carrera enorme, porque ya hablábamos de un equipo de Primera…

“Firmé una cesión de seis meses con el Almería, pero yo le dije a mi familia que me iba a España para no volver. […] Me metí en la cabeza que aunque el contrato fuese ese, yo iba a hacerlo tan bien que me iba a quedar”

Pero, espera… ¡Cumpliste tu palabra! ¡Viniste para no volverte! Y has llegado hasta Primera.

Sí, sí. Y todo cambia mucho en Primera. Yo ya había jugado en la élite de Argentina, que tiene jugadores buenísimos, pero es otra historia. Cuando estuve en el Levante fui sensato y, sabiendo que lo iba a tener difícil para jugar, pedí salir cedido. Quería jugar y me fui al Albacete, donde lo hice muy bien. Pero seguía teniendo la espinita de la Primera. Cuando terminó el préstamo me dijeron “lo has hecho muy bien en Segunda, pero claro, es que no te hemos visto en Primera…”. Y me fui al Almería. De ahí, al Rayo. Hablé con Paco Jémez y rápidamente supe que esto iba a ser un equipo que iba a estar arriba. Vislumbré que viniendo aquí iba a tener mi revancha y, al segundo año, ascendimos.

Es que han sido cuatro cesiones en seis años. El Rayo te ha dado, después de seis años, estabilidad. ¿Llamarías hogar a Vallecas?

Totalmente. Mi primer año con la Franja jugué treinta y algo partidos y en el segundo, también por ahí. Aquí he vivido un ascenso, con lo importante que ha sido eso para el club y para el barrio. Siento este sitio con muchísimo cariño. Vallecas me recuerda mucho a los campos de Argentina, porque la gente aprieta una barbaridad; yo he venido aquí con otros equipos y es muy jodido. La gente aprieta y te ayuda muchísimo. Estoy feliz de estar en el Rayo y sólo pienso en disfrutar lo que me queda de contrato (hasta junio de 2023).

Hablando de Vallecas. Estaréis alucinando con la respuesta de la afición. Por ejemplo, hay gente lleva varios días haciendo colas interminables para conseguir una entrada del domingo.

Sí, lo he estado siguiendo todo. Me he enterado de los problemas que está habiendo, desde el internet hasta… Bueno, de todo. Sé que no son cosas nuestras, pero eso no quita que te molestan. Porque como jugador pones todo de tu parte para que el club vaya mejor, y te encantaría que hubiese más facilidades para que la gente pudiese venir al campo, pero al final lo que te encuentras es a gente pasando horas y horas para que, incluso, algunos se acaben yendo sin entrada. Ojalá el club ayudase a la afición para que nosotros podamos tener el domingo su apoyo, que al final es lo importante, ponerle las cosas difíciles a los rivales dando vida a Vallecas. Quiero darle las gracias a todos por cómo se están volcando.

El miércoles a última hora apareció hasta la Policía y hubo gente que se quedó sin su billete. Situaciones que aumentan el enfado de una afición ya hasta arriba. Este domingo hay convocada una manifestación. ¿Entiendes a la gente?

Claro que sí. Nosotros a veces intentamos no ir de la mano con el club, sobre todo en ciertas cosas. Intentamos centrarnos en lo que podemos hacer y en competir, dar la cara por Vallecas. Como hicimos el año pasado, cuando nadie daba un duro por nuestra gente y lo conseguimos. Ojalá que estas cosas se puedan solucionar y vayamos todos, afición, jugadores y club por el mismo camino.

“Nosotros a veces intentamos no ir de la mano con el club, sobre todo en ciertas cosas. […] Como jugador pones todo de tu parte para que el club vaya mejor, y te encantaría que hubiese más facilidades para que la gente pudiese venir al campo, pero al final lo que te encuentras es a gente pasando horas y horas para que, incluso, algunos se acaben yendo sin entrada”

Algunos empiezan a apreciar un cambio en la actitud del primer equipo, que ha pasado de estar desaparecido en temas extradeportivos a mancharse más. ¿De dónde viene este cambio?

Son cosas que salen de dentro. Cuando uno ve todo el esfuerzo que hace su gente, haciendo colas para conseguir entradas, por ejemplo, lo que menos te cuesta es tener un gesto con ellos. Ellos están a muerte con nosotros y viceversa. El día del Getafe fue espectacular, yo salí del campo y la gente me decía “ojalá haber estado dentro”. Nosotros nos vaciamos en el césped para poder darles un regalo por todo lo que están soportando.

“Cuando uno ve todo el esfuerzo que hace su gente, haciendo colas para conseguir entradas, por ejemplo, lo que menos te cuesta es tener un gesto con ellos. Ellos están a muerte con nosotros y viceversa”

En esa línea de darle alegrías a la afición, ahora llega el Cádiz (domingo, 18:30 horas). Partido complicado…

Será durísimo. Ellos llevan muchos años con el mismo entrenador y saben lo que quieren. Será muy físico, con muchos balones parados y centros al área. Hace unos años nos demostraron que son un equipo que, de la nada, te puede hacer una ocasión. Exigen estar al 200%.

La última: ¿a día de hoy descartáis Europa?

A día de hoy sí. Sólo pensamos en llegar cuanto antes a los 30-35 puntos, que es donde puede estar la salvación. Una vez los tengamos, pues ya veremos. Nunca sabes lo que puede pasar. Pero lo principal y el mensaje que hay que dar es que el objetivo es salvarse. Y luego si viene algo, perfecto.

Comentar
Advertisement
Advertisement

Más en Primer equipo