Redes

Nuestros equipos

Paulo, ya no hay quien te pare

Dicen que no se valora algo lo suficiente hasta que lo pierdes… Si alguien me dice hace unos meses que iba a escribir estas palabras, le hubiera llamado loco. No se me olvidan las caras de los aficionados el día en el que, frente al Zaragoza, Gazzaniga lanzaba una patada al viento para ver cómo el balón se alojaba en su portería: incredulidad, decepción… Reír por no llorar. No se me olvidan las palabras de aquellos dos hermanos que nos dieron una lección a todos: “Tenemos que ser un equipo, cualquiera puede fallar, y no ha ido casi nadie a apoyarle”. Si en ese momento me dicen que íbamos a echar de menos al espigado argentino, me hubiese reído a carcajadas.

Mejías debutaba

Pero aquí estoy, frente al teclado, comiéndome mis palabras y mis críticas de principio de temporada y escribiendo sobre lo que vi el pasado sábado en el partido frente al Levante. Mejías debutaba, y lo hacía con más sombras que luces. Salidas a destiempo, mala toma de decisiones, y una defensa nerviosa y agarrotada a más no poder (que me perdone Íñiguez, que nos regaló una de las asistencias de la temporada).

¡Ay, Tomás! Nadie duda de tu nivel, la cantera madridista siempre ha sido cuna de grandes porteros, y aquí llegaste para ser titular, pero Paulo nos ha robado los corazones. Sus paradas, sus gritos, sus ánimos, su cercanía, su rayismo… Pocos jugadores se han enamorado de la franja tan rápido como él, y pocos guardametas han pasado del todo a nada en tan pocos meses.

El sustituto natural de Toño

Señor Martín Presa, ahora le hablo a usted. Dejando de un lado cánticos y protestas, hay que reconocer que ha hecho algo bien, renovar a Fran Beltrán (este chico daría para otro artículo por sí solo). Ahora hay algo más que el clamor popular pide domingo tras domingo: Gazza está en condición de cedido, pero Gazza es rayista, y Gazza se tiene que quedar. Se lo ha ganado.

Dicen que no se valora algo lo suficiente hasta que lo pierdes… en este caso quizá no es del todo cierto. Paulo es de los nuestros, aunque tenga acento argentino. Paulo es de los que entran por la puerta de Wilfred. Paulo es de esos que sienten la franja como el abonado del asiento 3, fila 5 de la grada baja. Tomás es un gran portero, sin duda. A nadie se le escapa que la mejoría de Paulo vino con la llegada del ex-madridista. Mejías fue lo que Gazza necesitaba para arrancar, y ahora no hay quien lo pare.

Ad
Comentar

El Tiempo

Advertisement

PARTIDOS

FechapartidoHoraResultados
Advertisement

Más en Nuestros equipos