Redes

Primer equipo

Rayo Vallecano 1-5 Alavés: Abdoulaye VAR acaba con el Rayo

Abdoulaye Ba

Está feo darle un manotazo a un rival en la cara. Hacerlo con el VAR es de no pensar nada lo que haces. Si agredes a un rival en LaLiga Santander esta temporada es absolutamente imposible que no te expulsen. Imposible. Pues Ba no lo entendió así. Golpetazo a Calleri en la cara en la jugada del 1-2 y a la calle cuando el Rayo Vallecano estaba pasando por encima del Alavés. Después, no hubo partido. 1-5 con goles de Raúl de Tomás para los franjirrojos y Ximo Navarro, Ibai por partida doble, Calleri y Burgui para los vascos.

Que un gol en contra no te estropee el buen juego. El Rayo era mejor en casi todo. Con balón y sin balón. Atacando en estático y con espacios. Pero no todo es perfecto, y el lunar de este equipo son los balones parados. Falta lateral, centro de Jony y remate de Ximo Navarro ante el que nada pudo hacer Alberto. 0-1 totalmente inmerecido.

Por cierto. Que bueno es Kakuta. Que bueno es. ¡Cómo pasa de 0 a 100 en dos metros! ¡Cómo amaga! ¡Cómo finta! Espectacular. Después del tanto en contra y con el Rayo dominando como antes, cogió un balón en su campo y fue sorteando rivales -dos caños incluidos- para perderla cuando ya se disponía a disparar. Si mete eso, un servidor cierra el portatil, coge sus bártulos y se va. De locos.

Pum. Pum. Pum. Martillo pilón. Tic, tac, tic, tac. Constante. Uno, dos, tres. Pase, pase, pase… Gol. Cambio de orientación perfecto de Advíncula, centro de Álex Moreno y primer tanto de Raúl de Tomás en Primera división con el Rayo Vallecano. Empate y la sensación de que el partido se ponía muy de cara para los madrileños.

Lo estaban haciendo todo bien. Los franjirrojos dominaban, llevaban peligro y el Alavés no asustaba. Hasta que asustó. Ibai en modo ogro. Jugadón del extremo y golazo con la zurda por toda la escuadra. Y como con eso no era suficiente, Ba se cargó el partido al darle un manotazo en la cara a un rival para impedir que progresara pensando que Ibai iba a centrar.

La cara de la torre senegalesa, para verla. Bochorno absouto. Se iba a la calle con un pepinazo del Alavés de regalo. ¿Y el Rayo? Perdiendo y con diez una hora de partido. Para los amantes del ciclismo, puerto de categoría especial.

En inferioridad numérica, los locales lo intentaban, pero no hacían daño. Los vascos, por su parte, llegaban poco, pero lo hacían con veneno. Así, ya en la segunda parte y por su propio peso, cayó el tercero del Alavés. Centro de Guidetti y cabezazo de Calleri. Poco después, Ibai puso el cuarto al remachar un balón al borde del área pequeña y Burgui el quinto tras una buena jugada personal.

Dos partidos. Uno antes de la expulsión. Otro después. En el primero el Rayo Vallecano arrolló a su rival. En el otro no tuvo nada que hacer. Eso sí, a pesar de la derrota, el poso es que, si se juega como se jugó en la primera parte, el equipo de Míchel no deberá tener problemas para mantener la categoría.

 

 

6 Comments
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo