Redes

Primer equipo

¿Será este el último rugido del Tigre?

En el verano de 2021, el Rayo Vallecano anunció el fichaje de Radamel Falcao, uno de los mejores delanteros que el fútbol europeo ha visto en la última década. Aunque lo cierto es que tenía potencial para mucho más, de no ser por las malditas lesiones que le lastraron en su mejor momento, cuando casi todo lo que tocaba acababa en la red.

En ese momento, fue un movimiento entrañable para todas las aficiones, que veían cómo un icono de la competición, aunque sólo la disputó dos temporadas, volvía para añadir algo de pedigrí al torneo, aunque, por la edad y el historial de lesiones del jugador, la mayoría no pensaron que fuera a ser un movimiento significativo para el Rayo Vallecano ni para La Liga Santander.

De hecho, muchos pensaron que el Rayo sería un retiro para Falcao, que parecía estar en decadencia en los últimos años, disputadas en el Galatasaray, pero el Tigre fue importante en su primer año en Vallecas, con seis tantos en 22 partidos de liga, lo que fue una importante contribución en los resultados del Rayo Vallecano y en la excelente campaña del equipo, donde cayó de pie y aceptó las rotaciones de Iraola sin ínfulas de estrella. Además, marcó ante el Madrid y ante el Barcelona, demostrando su aún enorme categoría, y comenzando con su gol la racha de tres partidos seguidos sin perder (dos victorias y un empate) y sin encajar ningún gol que el Rayo mantiene todavía ante el gigante catalán.

Pese a tener problemas físicos, y a cumplir 36 años, lo cierto es que el buen rendimiento de Falcao le permitió volver a la selección nacional de Colombia por primera vez en tres años. Y ha participado en 11 encuentros hasta el momento con los ‘cafeteros’ en lo que va de 2022, en los que ha logrado un gol. E incluso se permitió soñar con un mítico ‘Last Dance’ en un Mundial, que no se dará por la ausencia de Colombia en el torneo.

El atacante ha participado en los seis partidos de La Liga Santander disputados hasta el momento, aunque sólo fue titular en uno, y ya se ha estrenado esta temporada, con un gol en la derrota 3-2 en Bilbao. Muchos se empeñan en que este será el último año de Falcao en Primera División, tiñendo cada gol con esa aura romántica del que podría ser el último, pero el colombiano no se inmuta y sigue sumando tantos.

Analizando la carrera del Tigre, no cuesta ver que es en España donde se ha encontrado más a gusto, con 52 goles en 68 partidos en sus dos años en el Atlético, antes de emigrar al entonces nuevo rico Mónaco, un proyecto fallido, donde se lesionó de gravedad y donde acabó encontrando buenos números tras breves pasos por Manchester United y Chelsea. En Francia, logró 65 goles en 98 partidos de Ligue 1. Y en sus dos años posteriores, ya veterano, en la Süper Lig turca logró 19 goles en 34 partidos. Datos que, con la excepción del lunar de la Premier, lo dejan como un goleador total, versátil y letal. Y pocos dudan que sin lesiones graves no se le hubiera resistido tampoco el fútbol inglés.

Radamel Falcao es de esos jugadores cuya carrera deberemos celebrar cuando se acabe, para lo que, por desgracia, queda ya poco, pero antes deberemos saborear los últimos zarpazos de un tigre que quizá ya no sea tan fiero como antes, pero que sigue teniendo las zarpas y los colmillos bien afilados. Es, sin duda y como decíamos al inicio del artículo, uno de los grandes delanteros del fútbol europeo de la última década, y uno de esos que ha ayudado a la evolución del fútbol en el Viejo Continente. Larga vida a Falcao.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo