Redes

Primer equipo

Comesaña tuvo que jugar con la cabeza vendada

El Rayo Vallecano visitó el pasado sábado el Power Horse Stadium para visitar al Almería en la octava jornada de LaLiga. Al descanso Iraola introdujo en el campo a Comesaña, fijo en el once tras su vuelta de lesión, que no tuvo su partido más fácil.

Santi era suplente frente al Almería después de haber sido titular los últimos tres partidos pero al comienzo de la segunda parte regresaba al terreno de juego. Su entrada al campo era con un papel complicado, la de buscar los puntos en un partido que se perdía 3-0. El de Vigo no se arrugó pero eso implicó tener que sufrir, hasta cuatro faltas recibió en los 45 minutos que jugó.

Comesaña tuvo un papel importante, sobre todo en los duelos en el centro del campo. Salió vencedor en siete de los diez que se disputaron en el suelo y en dos de los tres aéreos. En uno de éstos últimos, concretamente en uno del minuto 68, Embarba le golpeaba en el salto con la mala suerte de provocarle una brecha.

El resto del partido el centrocampista del Rayo Vallecano tuvo que jugarlo con un aparatoso vendaje en la cabeza. No fue un partido fácil para Santi Comesaña que a pesar de los golpes fue uno de los jugadores importantes en el cambio del equipo. No pudieron sumarse puntos pero su entrada al campo fue destacada.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo