Redes

Primer equipo

¡Qué pena!

Un penalti es una manera cobarde de marcar un gol (Edson Arantes Do Nascimento, Pelé)

Está crónica nace ya muerta, para qué vamos a engañarnos. Si el que dicen nuestros padres y abuelos pudo ser el mejor jugador de la historia dijo esa frase y falleció muy probablemente mientras jugaban Girona y Rayo Vallecano todo lo que viene después sobra.

El tema es que hay dos maneras de comportarse delante de un difunto metido en una caja. Los de este lado del charco decidieron que lo suyo es vestirse de negro, ponerse muy serios y desfilar en actitud de respeto. En muchos lugares al otro lado del Atlántico sin embargo hacen algo más emocionante, sentido y probablemente divertido, una fiesta en memoria de los buenos momentos que ofreció a la pachamama el finado.

Con Pelé ya unido en la gloria a Don Alfredo, Don Johan y Don Diego, los peloteros presentes en Montilivi, unidos por el rojo, el blanco y la búsqueda de la victoria, cada uno a su manera. decidieron montar una fiesta de goles en la que el árbitro, Figueroa Vázquez, también quiso participar.

El casting

Si algún madridista quiso ver en el encuentro una suerte de prueba de valor para los dos laterales zurdos mas prometedores de la cantera blanca que busque otro partido.

En la primera acción “comprometida” del partido, Miguel Gutiérrez peinó la pelota hacia atrás sin compañeros allí dejando a Sergio Camello una autopista hacia el cielo. El 34 corrió, vio , cruzó y a Gazzaniga venció (0-1).

Agua, azucarillos y aguardiente

Había pasado poco más de un minuto y el visitante ya tenía su botín carente de su stopper Valentín. No fue un sorpresa que el Girona, equipo alegre y orgulloso buscase el empate. Lo fue que la franja se fuese lentamente deshaciendo como un azucarillo con la versión fallona de Ciss y Santi y un Trejo que sufrió con el ritmo alto que su amigo Michel impuso desde el banquillo local al partido.

El casting (Parte 2)

Meda hora después, Fran García cometió una imprudencia temeraria al ponerse en malas manos. El lateral franjirrojo pisó en el área a un rival de manera accidental y mínima en una acción tan dudosa que en las reuniones entre los árbitros y los equipos fue puesta como ejemplo de NO PENALTY. La realización de los partidos de La Liga este año ha querido dar lo que el aficionado pidió antaño, transparencia, y las repeticiones a media pantalla de acciones polémicas en el momento ponen en un brete a cualquiera. El árbitro vio la jugada y no entendió falta, Iglesias Villanueva desde la sala VOR le dijo “oye, la han puesto en la tele” y claro, se lio. Que el trencilla, también con pulsaciones altas se pueda equivocar vaya, pero que alguien sentado y tranquilo, rompa el criterio establecido carece de sentido.

Castellanos estableció desde el punto el empate sin duda alguna y llegó la pausa al partido.

La tablilla mágica

Entre otras cosas, los entrenadores están para tomar decisiones difíciles y cambiar partidos. Visto el inicio de la segunda mitad Iraola vio que a Trejo le falta energía para presionar y dar su habitual claridad y lo sustituyó sin titubeos por Unai López. La entrada del vasco fue un huracán que le dio la vuelta al partido. Lo primero que hizo fue robar una pelota en banda, tocar para Álvaro, este para Camello. Sergio la puso perfecta para Isi que en carrera hizo música celestial adelantando al Rayo y dejando “Grogui” al Girona. (1-2) .

El highlight

Si el Girona tuvo el mando del partido durante la mayor parte del partido el Rayo tuvo diez minutitos en los que pudo sentenciar. En ellos volvió a robar un balón en el mismo sitio y Unai López lanzó un zurriagazo de los que quitan las telarañas de la escuadra. Gazzaniga solo pudo alcanzar a palmear con la punta de las yemas de los dedos, suficiente para salvar a su equipo.

Michel

La tablilla de Míchel también funcionó y recuperó el control para su equipo. Es una alegría ver como juegan sus equipos, intensos, alegres y generosos, ayer casi le llega.

Under pressure

Lo que convierte a los árbitros en buenos es su comportamiento ante la presión. Los futbolistas no entienden de comités, de reuniones en un campo de juego, ni siquiera son corporativos entre ellos. Ay, las dichosas manos. Rebobinando la cinta volvemos a las famosas reuniones. En las FAQs de los jugadores estaba el caso práctico de las manos 1-cuando vas al suelo y 2-cuando un tiro a gol no va entre palos. Los árbitros, sonrientes y empáticos tranquilizaron a los zagueros. Cuando vaya fuera no pitaremos penalti.

El Girona apretaba y cuando el balón dio ostentosamente en el brazo de Lejeune los locales, obvio, se comieron al arbitro. Figueroa Vázquez fue como Vicente, que fue donde fue la gente y se olvidó de todo lo demás. Iglesias Villanueva, cómodo con su estufita en Las Rozas no le dijo “acuérdate de las jornadas”.

El penalti lo anotó Samu Saiz (2-2) y el Rayo volvió a temblar.

Agonía final

En el arreón final el Girona pudo ganar, pero Dimi mereció aparecer en el resumen con una estirada antológica. Figueroa Vázquez estaba también decidido a aparecer allí y su alargue tras alargue, correcto pero inusual estuvo a punto dar con el Rayo en la lona con un gol local en fuera de juego del que solo se salvo la franja por la obviedad de las imágenes.

El refrán

La crónica de este partido para el Rayo podría resumirse en un refrán que quizá haga fortuna, quien sabe.

Eres mas falso que la palabra de un árbitro“.

Si han llegado hasta aquí, gracias por su lectura. Seguir al Rayo se merece un gran 2023 pero como es imposible que lo sea para todos que no sea demasiado duro con nosotros. Feliz año para todos.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo