Redes

OPINIÓN

¿Dónde está Marta Rivera, Consejera de Deportes de la Comunidad de Madrid?

OPINION


El pasado lunes 1 de noviembre de 2021 supimos por medio de las redes sociales que un señor mayor había tenido una caída aparatosa en el Estadio de Vallecas a causa de la falta de iluminación del propio Estadio.

No es la primera vez que un espectador o aficionado sufre un accidente en el Estadio de Vallecas. En 2018 un niño de 4 años tuvo otra caída que no acabo en desgracia de milagro. Y estos dos episodios son dos más de lo que cualquier aficionado del Rayo puede comentar en su día a día en este estadio desde hace años: tribunas que vibran, goteras en el techo del Estadio, agujeros en el suelo de los pasillos, barandillas con hierros oxidados, asientos sucios y llenos de agua, accesos cerrados, escaleras sin seguridad y sin quitamiedos, cables de luz y electricidad sin cubrir y colgando, largo etcétera…

A estas pésimas y tercermundistas condiciones hay que añadir el estado de insalubridad del Estadio de Vallecas: aseos sucios, retretes que no funcionan y se quedan repletos de necesidades humanas, lavabos sin agua y sucios, escombros en los pasillos del Estadio, asientos llenos de excrementos de palomas, etc.

Para ver el nivel de suciedad y las ruinas del Estadio de Vallecas sólo hay que ir un día al propio estadio o ver las imágenes que los aficionados del Rayo Vallecano suben cada jornada en casa, ya que la situación se repite en cada partido. Estoy seguro de que Marta Rivera, la Consejera de Deporte de la Comunidad de Madrid, no ha hecho ninguna de estas dos cosas. Y si lo ha hecho, le ha dado igual lo que pasa en Vallecas.

Además, en los últimos partidos en casa hemos visto que el Rayo Vallecano está vendiendo entradas con la misma numeración o cuya butaca pertenece a un abonado. Es decir, que en un partido del Rayo puede haber un asiento que pertenezca a un abonado que ha pagado su abono de la temporada, y a la vez, que, para ese partido, un espectador (o varios) tengan entrada para esa misma butaca. Nuevamente, se está cometiendo una ilegalidad y la consejera de Deportes, Marta Rivera, sigue sin hacer nada. Al igual que LaLiga, que no interviene y permite esta ilegalidad.

Al final en Vallecas nos encontramos ante un nuevo atropello y maltrato a la afición con la venta de entradas, la situación del Estadio y la insalubridad del mismo. Pero lo más importante es la SALUD. Y se está poniendo en riesgo la salud y la integridad física de miles de personas (no sólo del Rayo, sino también de otros equipos). ¿Os imagináis que sucede una tragedia en Vallecas por el exceso de aforo dado por la duplicidad de entradas? Esto ocurrió en Heysel hace 36 años. Y ojalá que no ocurra en Vallecas, pero para ello hay que poner los medios.

El pasado lunes fue un hombre de 61 quien tuvo un accidente en el Estadio de Vallecas, pero la jornada siguiente puedes ser tú, o tu hermano, o tu madre, o alguien de tu familia o amigos. La situación de ruina del Estadio de Vallecas es insostenible. Y cabe preguntarse, ¿si el Estadio de Vallecas es propiedad de la Comunidad de Madrid, dónde está la Consejera de Deportes, Marta Rivera? ¿Por qué no interviene? Es indigno que ni los poderes públicos, como la Comunidad de Madrid, ni los privados como La Liga no hagan nada y permitan todo este atropello por parte del Rayo de Presa.

También es indigno e indecente que “periodistas” como Matallanas o Pedrerol hablen de la afición del Rayo y no hablen de la pésima situación de un Estadio de Vallecas, que se cae a cachos.

Señora Consejera Marta Rivera y señores de La Liga, hagan algo en Vallecas. Está en riesgo la salud y la integridad de miles de personas y ustedes cierran los ojos y miran para otro lado. Si algún día ocurre algo grave en el Estadio Vallecas, la Comunidad de Madrid, La Liga y el Rayo Vallecano serán los culpables por ignorar a los aficionados que llevamos años denunciando esta situación.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en OPINIÓN