Redes

Primer equipo

Los fichajes más mediáticos de la historia del Rayo Vallecano

A lo largo de los 98 años de historia del Rayo Vallecano son muchos los fichajes que ha realizado la entidad franjirroja. Lógicamente unos más mediáticos que otros. Tras la llegada a Vallecas de Radamel Falcao (seguramente el más mediático), repasamos los ‘flamantes’ refuerzos del equipo vallecano durante su historia.

Fernando Morena

Seguramente sea el mejor fichaje de la historia del club. Por el rendimiento que dio y por la situación del fichaje. Un delantero pretendido por grandes clubes de Europa que fue contratado por un Rayo que cumplía su tercera temporada en Primera. La entidad vallecana pagó 750.000 dolares para Peñarol que se pagarían en varias fases, así como un amistoso entre el Rayo y el Peñarol. La presencia del técnico Héctor Nuñez, compatriota uruguayo suyo, fue clave para la llegada del atacante.

Era uno de los grandes atacantes del fútbol sudamericano del momento. Sólo le duró un año al equipo franjirrojo. Se marchó al Valencia pero sigue siendo el jugador que más goles ha hecho con el Rayo en una temporada en Primera (21).

Rubén Cano

El jugador argentino de origen almeriense ha sido uno de los mejores jugadores de la historia del Atlético de Madrid. Fue internacional por España pero al igual que otros casos llegó al Rayo en decadencia.

Estuvo dos temporadas en Vallecas en Segunda. La primera destacó y logró anotar 16 goles. La temporada siguiente no fue buena y colgó las botas.

Hugo Maradona

Un fichaje más mediático por nombre que por juego; al menos a priori. Según señaló el diario El País en 1988, el presidente del Rayo Vallecano Francisco Fontán lo fichó como efecto publicitario ya apenas tenían referencias de él.

El hermano de Diego Armando Maradona recaló en Vallecas cedido por el Nápoles con apenas 19 años y su humildad le dice destacar, sobre todo en su primera temporada. Fue indiscutible en Segunda y logró certificar el ascenso a Primera División en el verano de 1989.

Laurence Paul Cunningham

El extremo inglés, internacional por Inglaterra y un flamante fichaje del Real Madrid a los comienzos de los 80, llegó a Vallecas con 30 años volviendo a España dos años después de estar en el Marsella y en el Leicester City. El jugador quiso volver a Madrid y encontró en Vallecas un buen lugar para volver a descatar y revindicarse. Realizó una buena temporada en Segunda jugando 37 partido. Aunque solo estuvo una temporada.

Tras medio año en la Jupiler League (en el Charleroi) y otro medio en el Wimbledon FC, el extremo regresó al Rayo Vallecano en el verano de 1988. Aquel año su papel fue menor y las lesiones que siempre le acompañaron al inglés lastraron al futbolista. Pero dicha temporada, con los Hugo Maradona, Sánchez Candil, Botella… el futbolista vivió un ascenso a Primera con el equipo vallecano.

Murió en el verano del 89 cuando negociaba su renovación por el Rayo Vallecano. El extremo británico se convirtió entonces en un símbolo de la lucha por el racismo junto a Wilfred.

Anton Polster

En el verano de 1992 el Rayo regresaba a la máxima categoría del fútbol español y su gran fichaje en su regreso fue el austriaco Anton Polster. Estrella de la selección de Austria (44 goles en 95 partidos) que había triunfado en el Sevilla donde había llegado a anotar 32 goles con el equipo hispalense.

Con 28 años llegó a Vallecas tras un paso por el Logroñés. Anotó 14 goles en 31 partidos siendo una pieza fundamental para lograr la primera permanencia en Primera del equipo rayista desde la temporada 1978-1979. A la temporada siguiente firmó por el Köln de la Bundesliga alemana.

Hugo Sánchez

Sin duda el mexicano es el que tiene más silimitudes con el fichaje de Falcao. El delantero fue el gran goleador de finales de los 80 e inicios de los 90 batiendo todos los récords goleadores de LaLiga con el Real Madrid; siendo además Bota de Oro.

El delantero, de entonces 35 años, regresó a Madrid un año después de su marcha (verano de 1993) tras jugar en México (América). Jugó 29 partidos en Vallecas y anotó 16 goles demostrando que aún estaba a la altura de defender a la selección mexicana en el Mundial de USA 94. Pero no logró la permanencia del Rayo quien cayó descendido tras jugar en Oviedo el partido de desesmpate de la promoción ante el Compostela. Solo estuvo una temporada, al año siguiente fichó por el Atlante Fútbol Club.

Elvir Baljic

El Real Madrid volvió a ser campeón de Europa a finales de los 90 y uno de los integrantes de esas plantilla recaló en Vallecas. En 1999 el Real Madrid de la mano de Lorenzo Sanz y Toshack pagó cerca de 20 millones de euros por él. Apodado como ‘El Rivaldo de los Balcanés’. Llegó como una estrella pero las lesiones no le dejaron triunfar. El Madrid le cedió en dos ocasiones a Fenerbahçe y al Rayo.

El futbolista fichó por el Rayo en el mes de noviembre y llegó al equipo de Juande Ramos para participar en en la famosa tripleta Bolo-Bolic-Baljic. Pero su rendimiento no fue el esperado. Terminó siendo sancionado por el club por indisciplina y apenas jugó.

Según relata la prensa de la época, concretamente el diario El País, el jugador fue despedido por el Rayo un 20 de febrero tras su poco compromiso con el equipo y fingir constantes dolores de cabeza y mareos para no jugar. El Rayo defendió que el despido no era un despido y que todo se reducía a una sanción disciplinaria, traducida en una suspensión de empleo y sueldo. El caso es que Baljic no volvió a jugar y fue una auténtico fracaso para el equipo de Vallecas.

Diego Costa

Diego Costa no fue un fichaje médicatico del momento, sino un fichaje mediático a posteriori. Llegó a Vallecas cedido para intentar demostrar que tenía sitio en el Atlético de Madrid. Y vaya si lo hizo. Seguramente se convirtió en uno de los mejores delanteros que ha vestido la Franja por rendimiento y por los logros cosechados. Fue clave para lograr la permanencia que se cosechó finalmente en el último partido ante el Granada (el famoso Tamudazo).

El brasileño comenzó a hacer ruido en Vallecas anotando 10 goles en 16 partidos. Tras esa gran temporada el Atlético de Madrid le dio oportunidades de la mano de Simeone y llegó el despegue total del delantero. Su rendimiento y su paso por el Rayo fue clave en su trayectoria.

Chori Dominguez

Alineación Alcorcón Rayo Vallecano

El argentino llegó a España como estrella al Valencia tra sus pasos por River Plate, Rubin Kazan y Zenit. Pero su rendimiento no fue el mejor en Mestalla. Se marchó cedido una temporada a River y quedó libre fichando, de forma sorpresiva, por el Rayo de Paco Jémez en el verano de 2012.

Con 31 años fue partícipe del mejor Rayo de la historia logrando un meritorio octavo puesto en LaLiga. Su valor se revalorizó y el argentino, aunque se marchó al año siguiente, quedó ‘enamorado’ de Vallecas. Cuatro años después, tras su paso por Olympiakos, regresó al barrio con 38 años y participó en el ascenso a Primera División con Míchel como técnico. Fue su último año como jugador profesional.

Falcao

Quizá el fichaje más mediático de la historia del Rayo Vallecano. El colombiano ha sido uno de los grandes goleadores de la época y el ‘ruido’ que ha generado su fichaje en Colombia, España y parte del Mundo seguramente no tenga precedentes.

Su rendimiento lógicamente es un incógnita. Pero todos hablan que ‘El Tigre’ llega a Vallecas con mucha hambre de fútbol y goles.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo