Redes

Femenino

El análisis del polémico comunicado del Rayo Vallecano

El Rayo Vallecano sacó un comunicado doce días después de lo ocurrido con Camila Sáez en el partido de Liga ante el Athletic. El club franjirrojo dio si versión de lo ocurrido en un comunicado lleno de polémica y con más dudas que certezas.

Un ministerio que no existe

En el segundo punto del comunicado, el Rayo Vallecano afirma que tiene establecido un plan de riesgos laborales desarrollado por una empresa especializada en prevención de riesgos laborales acreditada por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Pues ese ministerio no existe. Perdió su vigencia el 1 de junio de 2018 y fue sucedido por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y después, por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El golpe se produce enfrente del banquillo del Rayo

El Rayo Vallecano también declara en su comunicado que las personas que llegaron antes a la zona del encontronazo fueron los integrantes del banquillo del Athletic porque el golpe ocurrió delante del mismo. Pero la realidad fue otra, el golpe de Camila Sáez se produce enfrente del banquillo del Rayo Vallecano y no del Athletic tal y como se puede ver en las imágenes. Estas muestran al banquillo local, y como miembros del cuerpo técnico de Miguel Ángel Quejigo se levantan para ver lo sucedido. Incluso aparece el propio míster en su área técnica. Además, se ve a las jugadoras del banquillo del Rayo, Yanara Aedo y Yoko Tanaka, sentadas en las sillas al lado del banquillo.

Había un médico contratado, pero del SAMUR

En su comunicado, el Rayo Vallecano afirma que sí tenía contratado los servicios de un médico, el doctor A.L.A, y efectivamente es un médico, pero no pertenece al cuerpo técnico de Miguel Ángel Quejigo, sino al SAMUR. En el artículo 104 del Reglamento de la RFEF se afirma: tratándose de clubes de Primera, Segunda y Segunda B, (sin afirmar equipos masculinos ni femeninos) contratar los servicios de un médico que, adscrito a la plantilla tendrá como funciones específicas estar presente y de servicios en partidos y entrenamientos. Pero no habla de la liga femenina.

El Rayo Vallecano afirma que no es obligatorio contratar la presencia de un médico durante los encuentros, pero que contaban con la presencia del doctor A.L.A. Efectivamente, es así. Cuando LaLiga asumió la dirección de la competición hace cinco años, obligó a todos los equipos a tener una ambulancia especializada, aunque con la llegada de la Federación en la gestión ya no es obligatorio. La ley de los eventos deportivos afirma que en los eventos deportivos en los que participan hasta 750 personas, participantes y público, es obligatorio tener un médico y una ambulancia. Pero en estos casos no se aplica. En los únicos partidos donde hay ambulancia es en los encuentros de Rayo Femenino y Rayo B. El filial con solo sanitarios y el Femenino, con una ambulancia medicalizada.

Sin médico en las instalaciones deportivas

Salvo Carlos Beceiro cuando entrena el primer equipo, el Rayo Vallecano no tiene personal médico en sus instalaciones deportivas desde hace seis o siete años. Es decir, ocurre algo por la tarde en la cantera y no hay nadie que atienda a ningún canterano o persona en las instalaciones; por lo que tendrían que llamar a una ambulancia. El único que está es el Doctor Beceiro, pero el año pasado y desde hace más años, el Rayo Femenino entrenaba por las tardes y ahí el Doctor Beceiro no estaba. Esta temporada con la llegada de Miguel Ángel Quejigo, se han cambiado los métodos de trabajo y se ha empezado a entrenar por la mañana. Si en un entrenamiento está el Doctor Beceiro, atiende a las jugadoras. Pero lógicamente la prioridad es el primer equipo y no se puede duplicar: en dobles sesiones del femenino, viajes del masculino (por ejemplo este miércoles el equipo viaja a Guijuelo y el Rayo está dos días fuera), etc…

La inspección de trabajo da la razón a AFE

AFE denunció al Rayo Vallecano por no cumplir la previsión de riesgos laborales ya que nadie del club (el doctor A.L.A pertenecía a una empresa externa) atendió a Camila Sáez por no tener asignados unos servicios médicos adscritos al club. Por lo que los servicios médicos del Athletic fueron los que tuvieron que atender a la jugadora franjirroja. La inspección de trabajo dio la razón a la AFE y por tanto, denunció al Rayo Vallecano. Además, la colegiada del encuentro, Patricia Luna Varó reflejó en su acta arbitral lo que es una realidad en el Rayo Vallecano: “su club carece de médico”.

El Rayo Femenino denunció la falta de preocupación del Rayo

El Rayo Vallecano expone en su comunicado que la ambulancia y el personal sanitario del Rayo dejaron a las jugadora en las buenas manos del personal del Hospital Fremap de Majadahonda, pero en ningún momento afirma que se puso en contacto con la jugadora para preguntar por su estado de salud. Tal y como Unión Rayo tuvo acceso, nadie del club se preocupó por saber cómo se encontraba Camila Sáez.

El Rayo Femenino se queja también de que en esos primeros instantes fue el médico del Athletic quien tuvo que atender a Camila porque el SAMUR entra siempre y cuando la colegiada, o bien el médico que ha atendido a la jugadora le de paso. Además, en los partidos fuera de casa hay ambulancia medicalizada y además tienen a su médico de equipo y a las jugadoras lesionadas del Rayo les tiene que atender el médico del equipo rival.

2 Comments
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Femenino