Redes

Primer equipo

Galatasaray 0-1 Rayo Vallecano: ‘Fichaje Andrés Martín’

La reivindicación es un noble arte. Consiste en aprovechar una mínima oportunidad para exigir una mayor. Así lo hizo Andrés Martín, el único jugador de campo que aún no ha tenido minutos esta temporada (tal vez le alivie Morro, el otro con 0′). Una lesión en el hombro ha estado teniendo la culpa (llegó a pasar por el quirófano), pero ya está de vuelta… y de qué manera. Iraola, que ya le dio 45 minutos ante el Fenerbahçe, esta vez lo alineó como titular. Y suyo fue el zurriagazo desde 25 metros que entró por la escuadra y decantó el partido. La cara de una moneda cuya cruz, fue Trejo (se retiró con molestias y encendió la tercera alarma de la gira).

Pero démosle el gusto a Van Gaal y empecemos por lo positivo. Andrés Martín no marcaba un gol con la Franja desde el 5 de enero (cuando en víspera de Reyes, rugió en Anduva). Poco después arrancó su periplo particular: se marchó cedido al Tenerife, en un préstamo con opción de compra obligatoria en caso de ascenso. Su vida parecía enfilada hacia las islas, hasta que el Tete tropezó en la final del ascenso. Y no le quedó otra que volver a Vallecas, contrariado y magullado. Porque regresó con el hombro hecho polvo y la urgencia innegociable de operarse.

Gomis pasa un balón ante la presión de Lejeune. De fondo, Álvaro García. Fotografía: Getty Images.

Andrés acabó el año pasado con el hombro muy mal. Hizo un esfuerzo porque se estaba jugando el playoff con el Tenerife, pero estaba totalmente al límite. Este año al arrancar se dio cuenta de que no podía seguir y se ha operado. Ahora mismo está en ese proceso de rehabilitación. Cuando se recupere del todo, volverá a la dinámica del grupo“, dijo Iraola en pretemporada. Su regreso fue ante el Fenerbahçe (3-1), contra el que jugó 45 minutos bastante insípidos. Pero a la segunda, esta vez, fue la vencida. Golazo y reivindicación.

Un misil desde Aguadulce

Transitaba el partido por el camino de lo insulso. La Franja apenas mordía y el Galata, con su estadio casi en los huesos -apenas hubo unas pocas miles de personas, en una guarida con capacidad para 52.280-, no llegaba a acosar. Las primeras fueron de los turcos, que en ningún caso incomodaron a Dimitrievski. Y en la Charca de la Tranquilidad, Andrés Martín desató el Río Bravo. Recién se superó la media hora de juego cuando el de Aguadulce controló un balón en la banda derecha, se internó con la zurda y sin pensárselo dos veces, soltó un trallazo que entró por la escuadra.

Fue un golazo escandaloso, una obra de arte. Y su celebración, un grito de rabia, de saber que necesitaba algo así, salir en una foto, recibir un abrazo de sus compañeros. La segunda parte tuvo poco ritmo: RdT entró en sustitución de Camello y consoló la tristeza turca. Porque los presentes, en su gran mayoría, habían ido a ver a Falcao (autor de 20 goles en dos temporadas con los Leones), pero el Tigre no estuvo. Hasta ayer no se incorporó a la disciplina del grupo: terminó sus vacaciones más tarde que el resto, debido a su llamada con Colombia para jugar varios amistoso en noviembre.

Alarma Trejo

No estuvo, pero sí Comesaña, Isi… y Trejo, que dio el susto. Rozándose la hora de partido el Chocota se fue al suelo, aquejado de unas molestias musculares. Ante el Fenerbahçe ya se fue Mumin a la enfermería –por fortuna, lo de Lejeune quedó en un susto-, pero ahora es el capitán quien encendió las alarmas. Tuvo que acabar la Franja sin su varita. Un partido lento y con fuego amigo. Bronco entre RdT y Bebé, dos jugadores que de carácter van sobrados y no esconden sus enfados. Si uno dispara desde lejos en vez de pasar el balón, el otro lo reprocha. Y viceversa. Entre esas, el 25 se volvió a quedar sin el gol de su regreso. Se le sigue viendo falto de ritmo. Piano piano.

El Galatasaray fue aún más inofensivo en la segunda parte, que en la primera. Por resumirlo en un dato: sólo hubo un disparo a puerta; una parada de Diego López (ya en el 86′). Por los de Iraola, poco más, salvo una volea de Pozo que obligó a Okan a firmar el paradón de la tarde. Ganó la Franja un partido con una reivindicación (Andrés Martín) y un susto (Trejo). Punto y final a una gira turca express que va subiendo las revoluciones de un equipo al que apenas le quedan dos semanas y media para volver a la competición (el 21 de diciembre, a las 19:00h, frente al Atlético Saguntino). Antes quedará un último amistoso: el 17 de diciembre, ante el Newcastle (13:30 horas). Por lo pronto, Iraola ha recibido una gran noticia: Andrés Martín está de vuelta. ‘Fichaje’ de invierno.

7 Comments
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Primer equipo