Redes

Reportajes

Jorge, pasión vallecana de sangre argentina

La Agrupación Rayista Argentina estuvo presente en Pamplona, más concretamente en el Sadar, en la octava jornada liguera. Su representación estuvo encabezada por Jorge, uno de sus miembros, que alentó a la entidad franjirroja a pesar de la derrota en los minutos finales del encuentro.

La Agrupación Rayista surgió a través de una necesidad común: varias personas tenían una enorme simpatía por este equipo, por los valores que veían representados en distintas retransmisiones televisivas o en noticias de los medios españoles. Por todo ello, quisieron juntarse al completo. “Este equipo tiene una identidad de carácter colectivo, que intenta representar al barrio y que busca siempre ser solidario con los demás, debía tener su expresión grupal en Argentina. El gran responsable de esta Agrupación es mi compañero Nacho, que tenía una cuenta de Twitter y sirvió de vínculo en distintos lugares del país, para estrechar miradas sobre lo que primero era un grupo de amigos, hasta dar un paso para armarnos como lo que nos conocen hoy en día. Progresivamente, hemos ido sumando integrantes que comparten el amor por la franja y los valores del Rayo Vallecano. Más tarde, dimos otro paso con @RayistasMundo para conectarnos con rayistas de otra parte del planeta”, asegura este miembro sobre la vinculación con el Rayo Vallecano.

Este conjunto de personas, más allá de seguir al Rayo Vallecano, ha ido difundiendo en sus respectivos entornos, desde la humildad, el convencimiento de que su pasión por el club vallecano no es meramente circunstancia, ni una moda. Por ello, estos han conseguido que varias personas se hayan contagiado de su pasión, casi sin buscarlo.

“El fútbol argentino tiene la misma pasión que la del Rayo Vallecano”

Las similitudes deportivas entre Argentina y España son más que evidentes, aunque también encontramos alguna diferencia. Jorge, nuestro protagonista, así lo exhibe: “El fútbol argentino tiene la misma pasión que la del Rayo Vallecano, un elemento identificador muy fuerte para muchos de nosotros. La cancha de Vallecas es una cancha del barrio de Argentina, estando muy cerca del campo de juego, conociendo a casi todas las personas que acuden a la cancha, compartiendo la tribuna con amigos. Esta identidad barrial es muy importante en Argentina, que se refleja en la manera de animar al equipo durante los 90 minutos de juego sin importar el resultado”.

Sin embargo, también se encuentras diferentes visibles entre estos dos países. “En Argentina, el fútbol está despolitizado. El público no es muy amigo de realizar reivindicaciones políticas. Cuando esto se hace, genera críticas en los medios de comunicación y en las directivas. Esto esconde otras forma de hacer política que son brutales: dirigentes que utilizan a los clubes como trampolines para entrar a la política, barras que se encuentran ligadas a partidos políticos…”, asevera Jorge.

“El mejor momento fue el ascenso en Montilivi”

El mejor recuerdo vivido junto a la franja es reciente, más concretamente, el ascenso conseguido en Montilivi en el curso 2020-2021. Esta remontada marcó un antes y un después en la Agrupación, pues fue un momento muy emocionante para todos los miembros, que realizaron una videollamada grupal, para festejar por primera vez y de manera virtual el regreso a Primera División.

El peor recuerdo fue el intento de fichaje de Zozulya por la entidad vallecana. Un momento marcadamente ideológico, controvertida con los valores del club y del barrio, dando muestras de la polémica relación entre directiva  afición. Además de esto, la situación que están experimentando el Rayo Femenino y las categorías inferiores del Rayo Vallecano.

Este año, en la vuelta del club vallecano a la máxima categoría del fútbol español, Jorge pudo cumplir el sueño de ver en directo al Rayo Vallecano. Fue en la jornada 8, ante el Osasuna, como visitante. A pesar del resultado final, este recuerdo será imborrable, tal y como exhiben sus palabras: “Fue un sueño. La primera parte de un gran sueño. El sueño completo sería poder ver un partido del Rayo Vallecano, en Vallecas. De manera inesperada, me tocó vivirlo en Pamplona, ante el Osasuna, en un estadio donde pude vestir mi camiseta del Rayo Vallecano sin problemas, siendo visitante, algo muy difícil en el fútbol argentino. Fue emocionante ver entrar al equipo al terreno de juego y compartir mis emociones con el resto de compañeros de la Agrupación de Argentina. Todos ellos estuvieron conmigo en el terreno de juego, alentando a nuestro equipo. No tengo palabras para describir este momento”.

Este concluye con un mensaje para todo el barrio: “Vallecas es un barrio de trabajadores que construyen soluciones a las problemáticas del barrio. En Argentina el fútbol actualmente se encuentra mercantilizado. El Rayo Vallecano permite, a través de su hinchada y el barrio, entramar algunas cuestiones para el desarrollo de una vida colectiva. Es decir, el Rayo es más importante que sentirme ligado a algo más de gritar un gol, de enojarme con la derrota, entristecerme con los descensos. Este club piensa algo más de lo lúdico y lo festivo del juego, con la posibilidad de presentar una demanda política, con momentos de reflexión durante los 90 minutos de juego, y continuar con la misma pasión afrontando la lucha con la reivindicación de valores y proyectos que contienen una pelota en un campo de juego”.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en Reportajes