Redes

El tercer tiempo

Los líos de la casa

Junta Accionistas Rayo Vallecano

EL TERCER TIEMPO


Pocos podréis negarme que la familia del Rayo Vallecano es particular. Semana tras semana, la actualidad nos retoza con sucesos, hechos y noticias que nos hacen llevarnos las manos a la cabeza, esbozando muestras de asombro y estando totalmente ojipláticos. El martes pudimos presenciar un nuevo episodio de Los líos de la casa, en este caso, la Junta General de Accionistas.

Siempre pasa algo

La sensación que tenemos, es que siempre sucede algo en el Rayo Vallecano, y para más inri, véase año tras año la Junta de Accionistas. Aquí sí hay tomate, oiga. En esta convocatoria, la prensa no pudimos acceder, aunque estarán de acuerdo conmigo que esto ya no es novedad. De hecho, nos llegaron a afirmar que “eso de que la prensa pueda entrar ha quedado para la Historia”. Así, tal cual lo leen.

La Junta arrancó con una hora de retraso, ya que los accionistas trataban de reunir acciones para tener más poder, más peso, para poder manifestar su postura ante el máximo accionista. La discrepancia era sencilla: o tenías 10 acciones de un solo accionistas, o nada, te quedabas fuera. Mientras en la puerta discutían con la abogada del Club acerca de si podían entrar o no, dentro de la sala nos enteramos de que otro accionista (de los de toda la vida), se estaba enfrentando con un miembro de la Junta Directiva. Ojo, que aquí hay lío. Llame usted a la Policía. Así fue. Hasta nueve miembros de la Policía Nacional acudieron a las oficinas del Club para ver qué era todo esa algarabía que estaban montando. En realidad, no era nada. No pasó nada grave, pero los nueve allí acudieron, para dejar constancia de los líos de la casa. No me negarán tampoco, que el hecho de que acuda la Policía a una Junta de Accionistas es de traca. Lo es. Y tal cual vinieron, se marcharon.

Y para colmo, una vez dentro, volvió a planear la sombra de los Ruiz Mateos sobre el Rayo Vallecano. Los Accionistas ADRV llevaban bien estudiada la lección y pusieron sobre la mesa alguna evidencia que quedó sin respuesta. ¿Cómo puede ser, que el Rayo posea el 65% de la empresa Brizar Europa, que era propiedad de La Familia? A todo esto, Teresa Rivero será juzgada el viernes por fraude a Hacienda, y junto a ella, Jesús Fraile, quien estuvo presente en la Junta de Accionistas.

Por su puesto, también se aludió a Oklahoma y Anoeta, que persisten sin solución alguna, sin respuesta, sin saber la verdad. Como estos, tantos otros temas irresolutos en las seis horas que estuvieron reunidos los accionistas.

Este es el Club que tenemos. Este es el Rayo Vallecano. Un Club que, para lo bueno y para lo malo, no es normal.

Comentar
Advertisement
Advertisement
NO TE QUEDES SIN EL RECUERDO DEL ASCENSO A PRIMERA

Más en El tercer tiempo