Redes

OPINIÓN

El último Pase Corto: Girona 0-2 Rayo

DE OTRO PARTIDO

Todavía estoy llorando.

Lo que hizo el Rayo Vallecano hoy fue histórico, épico, para recordar siempre. 0-2 en Girona y con 10 por más de 30 minutos. El mejor partido del año, dejando una entrega y una pasión descomunales; con algunos nombres pero sobre todo siendo un equipo. Noche que se pareció a la literatura; una inscripción futbolística en las arcas de la memoria inverosímil. Lo daban por muerto, pero mató al asesino, y los puñales fueron Álvaro García, Trejo y un Luca Zidane enorme.

LO QUE SE LLEVA EL OJO

La belleza del compromiso.

El Rayo supo estar a la altura y más. El ojo sufrió muchísimo y a veces hasta quiso ni ver. Qué glorioso fue el Rayo luchando cuando se quedó con 10; qué orgullo, cuántas tensiones y después cuántas lágrimas derramadas. Estamos en Primera. Ojo, libera tu llanto alegre y danos de beber esta realidad inesperada.

LA BOTELLA MEDIO LLENA

Victoria de los optimistas.

Finalmente, la botella es de champán. Gala increíble para terminar un año intermitente. El Rayo subió; el líquido de la botella, también. Los optimistas vencieron.

EN DEFENSA DE…

Luca Zidane, héroe del ascenso.  

Sin dejar de olvidar el gran gol de Álvaro García, la entrega y el gol clave de Trejo y la presión de todo el equipo, Luca Zidane fue el héroe de la noche. Criticado aquí, sí, pero hoy adorado y absuelto, porque salvó al Rayo en Montilivi con tres paradas espectaculares, decisivas. Línea para Iraola: el Rayo ascendió, debe continuar. Sin duda.

Este es el último Pase Corto, no solo de la temporada, también de la sección. Me alegra muchísimo haber terminado la grata aventura así, con el Rayo otra vez en Primera.

Mi saludo final es para toda le gente de Unión Rayo: colaboradores, amigos y, en especial, a Marcos de Vicente y a Alejandro Castellón, que siempre han aceptado mis crónicas con total libertad. Gracias de corazón por darme durante todos estos años la posibilidad de escribir sobre el Rayo, de hacer visible mi pensamiento sin filtros.

Y la otra parte de mi saludo es para quienes me leyeron, hayan estado de acuerdo o no con mis opiniones.

Pero eso ya no importa tanto. Lo que importa es que EL RAYO ES DE PRIMERA.

Hasta siempre y gracias por todo, familia rayista. Nos vemos en Vallecas.

Marcos.

Ad

Suscríbete a nuestra newsletter

Comentar
Advertisement
Advertisement

Más en OPINIÓN